lunes, 24 de julio de 2017

La Canción del Día: Koolaid

No hay mejor forma de empezar una semana que con una novedad musical. El pasado viernes, que suele ser el día de la semana preferido para lanzar singles y discos, Accept nos adelantó algo más de su nuevo álbum, "The Rise Of Chaos", con la publicación de "Koolaid", el segundo sencillo del LP, que tiene un sonido bastante cercano al de AC/DC. Un tema que fácilmente conquistará a todo rockero. 

Feliz Lunes!!

domingo, 23 de julio de 2017

La Canción del Día: Anastasia

Slash, un guitarrista simbólico dentro del Rock que pocas presentaciones necesita a estas alturas, cumple 52 años y queremos celebrarlo rescatando algo de su recomendable carrera en solitario. Por ello, hoy sonará "Anastasia", una canción extraída del proyecto que el artista del sombrero realizó junto a Myles Kennedy, cantante de Alter Bridge. 

Feliz Domingo!!

sábado, 22 de julio de 2017

La Canción del Día: All The Pretty Girls

Ayer recibimos la agradable noticia de un nuevo lanzamiento de The Darkness. Al parecer la banda británica lanzará a principios de octubre "Pinewood Smile", su quinto LP. Lejos de quedarse solamente en un anuncio, la banda ha desvelado el primer adelanto del disco, "All The Pretty Girls", el cual nos ha dejado un gran sabor de boca por lo rockero que suena. Por si todavía no lo has escuchado, hoy será nuestra "canción del día". 

Feliz Sábado!!

viernes, 21 de julio de 2017

Guns N' Roses - Appetite For Destruction (1987)

Calificación:
Si hay una reseña que me causaba temor escribir era esta. De hecho me ha llevado semanas escribirla,  porque no es fácil escribir con objetividad con una banda a la que en una época de mi vida tuve gran aprecio, y después todos los elogios se convirtieron en algo de odio. No obstante, que ningún lector se eche atrás en la lectura, porque seré neutral y muy justo.

Guns N' Roses…¿por dónde empezar?
Hay que hablar con mucha objetividad de esta banda. Seguro que la reseña terminará siendo más exacta. Tienen cosas muy buenas, y otras que no lo son tanto, aunque esto le ocurre a todas las bandas. Creo que todo artista tiene algo recriminable, más aún si el que opina es un detractor o, como se dice ahora, un “hater”.

En breves palabras, yo comencé siendo un gran fan de Guns nada más dar mis primeros pasos en el Rock. El disco que en esta entrada reseño no tardó en estar en mi estantería junto a mis álbumes de AC/DC, Iron Maiden o Metallica. Me gustaba mucho el estilo rebelde de la época, y muchas de sus canciones me han acompañado en la vida, pero siempre me han parecido, incluido ahora, una banda inferior a las anteriormente comentadas.

Pasaron los años, conocí más bandas superiores a ellos y, para rematar, se puso de moda entre los adolescentes llevar camisetas de Rock (Nirvana, Guns, AC/DC o los Rolling) y de Punk (The Ramones), aunque no tuvieran ni idea quiénes eran. Me declaro un detractor puro de esta absurda moda de idiotas.

Recientemente, no soportaba a Axl Rose. Lo consideré una voz insoportable (¡no dejes de leer que ahora cambia!)   y un tipo que había vendido una falsa imagen de macarra durante tanto tiempo. Cuando AC/DC, que de siempre ha sido mi banda preferida, se vio obligado a buscar un sustituto para Brian Johnson para su gira europea y eligieron a Axl Rose, no podía estar más hundido. Tenía mi entrada para Sevilla, y aquel contratiempo me había dejado tocado. Afortunadamente, fui listo y no revendí la entrada para ver aquella extraña combinación. El 10 de mayo de 2016 asistí a uno de los mejores recitales de Hard-Rock de la historia. Parte de aquel éxito lo tuvo Axl y su espectacular intepretación de los temas de AC/DC (aunque me quedo de lejos con Brian). A partir de ahí, reconozco que he vuelto a darle una oportunidad a Guns y disfruto mucho con varios de sus clásicos. No es la mejor banda del mundo, me sería impensable compararlos con cualquier gigante del Rock, pero sí veo normal que se les tenga cariño tras haber grabado algunos himnos imperecederos.

¿Qué me gusta de Guns?

- En el poco tiempo que estuvieron juntos fueron capaces de escribir auténticos himnos del género.
- Tienen muchas canciones pegadizas
- "Appetite For Destruction", un disco que reinventó el Hard-Rock por completo y que merece el título de "disco de obligatoria escucha". 
- El logo (me encanta y es un clásico).
- Como banda, en su conjunto, tenían un nivel altísimo.

¿Qué no me gusta Guns?

- Odio lo comerciales que han sido (y siguen siendo): La nueva reunión no ha sido por amor entre ellos ni porque hayan vuelto a ser amigos, no seamos tontos. El dinero los ha movido.

- Excesivamente sobrevalorados: "Appetite For Destruction" es una obra maestra, un clásico, pero después de ese disco no igualaron el nivel. Los álbumes posteriores perdieron la esencia rockera, en favor de un sonido más suavizado. Conozco muchas "bandas de un solo disco" que han quedado en el olvido injustamente.

- La figura de Slash: tengo un problema serio en este apartado. Me parece el tipo más peculiar de la banda, realmente debe ser muy interesante, pero como guitarrista está también sobrevalorado, o al menos se ha idolatrado su primera etapa con Guns. Los que lo colocan por encima del resto suelen, en su mayoría, ser los que han escuchado 4 canciones de Guns. Jimmy Page, Ritchie Blackmore, Tony Iommi, Angus Young, Joe Perry, cualquiera de los guitarristas de Iron Maiden o Judas Priest, Dave Mustaine, Hendrix, Clapton, ....y puedo seguir nombrando gente que, a mi parecer, están muy por encima del "guitarrista del sombrero". Creo que lo que Slash ha lanzado después de Guns, y más concretamente los dos discos junto a Myles Kennedy (Alter Bridge) sí muestran a un guitarrista mucho más maduro y con un potencial sorprendente. Esos dos álbumes son 100% recomendables.

- La voz de Axl Rose me gusta, especialmente cuando canta las canciones de AC/DC,  pero también me parecen algo excesivos los elogios que ha recibido. Su personalidad antes me daba náuseas, pero a día de hoy me parece genial y muy acorde con lo que define a una rockstar.  

Dicho todo lo que tenía que decir, es hora de empezar ya a hablar más concretamente de "Appetite For Destruction".

En la década de los ochenta, el Hard-Rock  había comenzado poco a poco a perder su espíritu y su sonido inicial con el ascenso de nuevas tendencias como el Glam. Solo unos pocos valientes como AC/DC o Whitesnake fueron fieles a sus principios y mantuvieron su línea compositiva pese al dominio de otros movimientos. 

Corría el año 1985. Unos jóvenes Axl Rose, Izzy Stradlin y Tracii Guns formaron una banda llamada Hollywood Rose, la cual poco a poco comenzaría a llamar la atención en Los Angeles, lugar de origen de la banda. Tras la marcha de Tracci de la banda, quien formaría más tarde L.A. Guns, sus compañeros reclutaron a Duff McKagan al bajo, a Steven Adler y a un carismático guitarrista llamado Slash.

Con esta formación, la banda comenzó a desarrollar un sonido que combinaba el Hard-Rock más puro, con el Punk más desenfrenado y simplista, y con aspectos de Glam y Grunge.  A esto se le sumarían letras cargadas de drogas, sexo y locura,

La portada original, creada por Robert Williams, mostraba un  robot que había violado a una vendedora y a su vez estaba a punto de ser atacado por un monstruo de lo más abstracto. La polémica que causó no tardó en ser censurada y reemplazada por la que todos conocemos, en la que aparecen las calaveras de cada miembro del grupo incrustadas en una cruz.

Para comentar las canciones vuelvo a contar con la participación de mi amigo, y compañero de fatigas en esto de Blogger, Fede del maravilloso Blog Dosis Metalera.

Welcome To The Jungle
Anfetamina & Rock: "You know where you are??? You're in the jungle baby!!!!" Señoras y señores, un clásico de clásicos. Poderoso abanderado del Hard-Rock que a día de hoy suena con una frescura inimaginable. Potente apertura para el LP, con un buen solo de guitarra, sin grandes complicaciones tampoco, y con un sobresaliente Axl Rose al micrófono, que combina su agudo registro con algunos momentos de orgasmos (literal). Sublime intermedio melódico, que da pie a Axl para que se desgañite y cierre el tema por todo lo alto.

Dosis Metalera: Abrimos con uno de los tres clásicos que conformará el triplete antémico de este LP. “Welcome to the Jungle” es, sin duda, mi predilecto de estos tres. Con un build-up memorable, el comienzo de esta canción nos introduce a la gran guitarra riffera de slash, famosa por construir estos épicos riffs hard-rockeros que se despliegan por todo el disco. Buenas estrofas, buen estribillo, pero la cosa se torna diferente cuando llega el pequeño breakdown del minuto 2:20 con esa guitarra acústica acompañanda por el ride de Steven Adler en la batería. Todo esto desembocará en el segundo solo de la canción, que a su vez, nos llevara a la famosa sección del “You know where you are? You´re in the jungle baby. You´re gonna die!” para que después la canción sufrá un cambio de tono y Axl se vaya incluso más arriba en su registro y todo culmine con el “It´s gonna bring you down” Gran tema introductorio.

It's So Easy
Anfetamina & Rock: El bajo de Duff anuncia la llegada de "It's So Easy", una canción más cercana al Hard-Rock de antaño, en el que la voz de Axl llama la atención por su tonalidad más grave. Canción simple pero no necesita más para convencer.

Dosis Metalera: Aquí comienzan a aparecer los temas buenos pero que no destacan en nada en particular. En “It´s so Easy” podemos escuchar un Axl cantando con su voz más agravada aunque al final subirá a los agudos. El tema tiene sus secciones interesantes con las partes acústicas y aquel fraseo de guitarra cuando entra el cowbell. Hay algo que reprocho a Slash acá, y es el primer solo. Y es que todo pedía un solo shred! Sin embargo el del sombrero nos deja un solo con sabor a pocos. A algunos podrá gustarles, a mí no me termina de convencer y conociendo las múltiples facetas de Slash en la guitarra podría haber tocado algunas notas extras.

Nightrain
Anfetamina & Rock: Mucho más espectacular es "Nightrain", una de mis dos preferidas de todo el disco. Es una composición cargada de dinamita que es detonada en los explosivos estribillos. Los versos vuelven a ser un guiño al primigenio Hard-Rock. Buenos punteos de Slash, aunque me convence aún más la compleja línea de bajo de Duff y el cambiante registro de Axl. La letra alude a las adicciones de la banda.

Dosis Metalera: Dije que comenzaban los temas poco interesantes. Bueno. “Nightrain” es una importantísima excepción. No solamente es la mejor canción del álbum, sino uno de los mejores temas de la historia del hard-rock. Gran protagonismo el que toma el cowbell. Solaso por parte de Slash en esta ocasión. Llegando al último estribillo, es más que destacable el papel de Axl. También nos encontraremos que encima del vocalista, Slash comienza a solear por segunda ocasión con un solo que poco tiene que envidiarle al primero. Ambos de gran calidad. Que temaso!

Out Ta Get Me

Anfetamina & Rock: La furia del Rock americano resucita con "Out Ta Get Me", una canción curiosa, especialmente en la letra, ya que habla de los problemas que Axl tuvo con la ley unos años atrás. Instrumentalmente es una composición fiel a los principios del Hard-Rock, con una estructura básica y sin grandes cambios. Slash se saca aquí uno de los solos más destacables de todo el álbum, alargándolo casi un minuto.

Dosis Metalera: Seguimos con otro temaso y el hard-rock sigue de la mano de “Out Ta Get Me”. Más que Hard-Rock ya entramos al GNR más metalero con este tema donde nos encontramos con riffs y estructuras más pesadas. Lo más notable de esta canción es el estribillo que es súper pegadizo y con una gran base de fondo. También quiero remarcar en el minuto 2:45, en el medio de la sección instrumental, con aquel corte de batería y grito de Axl se produce ese cambio y cambia la base de la estrofa por la del estribillo mientras Slash continúa soleando. Un tema muy trabajado y completo

Mr. Brownstone
Anfetamina & Rock: Una canción que podía haber sido compuesta un par de años antes por Aerosmith (la similitud de los Riffs con el estilo de Joe Perry es más que notable),con una base bailable y convincente desde el primer segundo. Axl opta de nuevo por un registro más grave. El estribillo, no es espectacular, pero sí que es pegadizo y peculiar. Me quedo con los versos, que parecen un trabalenguas.

Dosis Metalera: El primer golpe de diversidad llega con “Mr. Brownstone”. Tempo mucho más lento. Volvemos con esa esencia hard-rockera, esta vez con riffs y tempos más lentos y Axl cantando ahí abajo nuevamente. Esta vez el solo no me sorprende mucho. No me introduce a nada que no haya escuchado previamente. No mucho más que decir acerca de este tema. Simplemente que cuenta con un aire bastante diferente a temas anteriores pero no es ninguna joya

Paradise City
Anfetamina & Rock: Llegamos al segundo gran momento del álbum, y a mi otra canción preferida junto a “Nightrain”. "Paradise City" es realmente perfecta. Es irresistible la combinación de varias voces en los estribillos (¿cuántas veces habré cantado esa parte?), para posteriormente darle la entrada a un buen solo, tampoco sin lucimiento, de Slash. Una vez suena un pitido, la marcha acelera y se inicia uno de los momentos más cañeros de todo el disco. ¡Un trallazo en toda regla!

Dosis Metalera: Segundo de los tres clásicos de este disco. Gran arreglo vocal en los estribillos con los coros y los diferentes matices en la voz de Axl. El trabajo de Slash en esta canción sí que es verdaderamente alucinante. Por los fraseos melódicos instrumentales y también los que acompañan a Axl, los riffs, las progresiones, y por supuesto los solos. Porque por más de que muchos lo duden, Slash además de ser uno de los principales referentes de los solos con feeling, es un gran shredder. Llegando a los últimos dos minutos de la canción comienza la locura, se acelera el beat y acá sí que Slash debería prestar su sombrero a quien este escuchando esto para que el oyente se lo saque en su nombre. Por supuesto que nada tiene que envidiarle Axl en cuanto a talento a Slash, ya que su trabajo en esta canción también es impecable. Un temaso con todas las letras.

My Michelle
Anfetamina & Rock: Llegados al intermedio del disco es el turno de una de las canciones más curiosas del LP, al menos para mí. La estructura de "My Michelle" es tan llamativa como curiosa, pasando de un inicio melódico, a unos versos agresivos que, sin tiempo para respirar, pasan a un acelerado estribillo que echa humo de lo rápido que va. Nada mal, sin tampoco ser un himno logra convencer a todo oyente.  

Dosis Metalera: Llegamos a uno de mis favoritos. “My Michelle” comienza con unos arreglos de guitarra limpia y bajo con grandes fraseos de Duff Mckagan. Un tema con un main riff bastante pesadote. Lo que me encanta de esta canción es el cambiazo que se produce entre estrofas y estribillos. Mientras que las estrofas acompañan a Axl con este riff heavy, en el estribillo se acelera el tiempo, Slash acompaña la voz de Axl con “strums” de guitarra en el mismo tono, y los coros de Mckagan de fondo para complementar la fórmula. Un solo muy entretenido de escuchar con mucho “bending” en dos cuerdas y también vemos a Slash pinchando armónicos muy bien colocados.

Think About You
Anfetamina & Rock: Una de mis canciones preferidas del disco, y eso que no es de las más famosas. Combinación logradísima de Punk con matices del Blues-Rock de los 70. El estribillo, con arreglos melódicos de guitarra inspiradísimos y un gran solo de Slash (cuando realmente lo hace se le reconoce) también me resulta llamativo.

Dosis Metalera: Creo que si he de elegir un peor tema, he de atribuirle el título “Think About You”. Es un tema muy estereotípico del rock duro quizás con algunos toques elvisianos. No esconde muchas sorpresas. Un solo muy blusero por parte de Slash. Pero más allá de un decente solo, y como siempre un Axl que está lejos de decepcionar es un tema bastante previsible sin ningún rasgo novedoso. Aburrido en ese sentido pero es una escucha entretenida sin duda.

Sweet Child O' Mine
Anfetamina & Rock: Pocas descripciones necesita a día de hoy "Sweet Child O' Mine", otro clásico imprescindible del Rock, principalmente por su Riff inicial, nacido de una improvisación en el estudio de Slash, y por su extremadamente pegadizo estribillo. Gran balada, no la mejor (ya para esto está "Stairway to Heaven"o "Wish You Were Here", entre otras), que perdurará por siempre en la historia más gloriosa del Rock. La letra habla de la tormentosa relación entre Axl y Erin Everly, su novia por aquellos tiempos. El segundo solo de Slash, porque el primero es menos técnico y no es tampoco para tanto, siempre desde el respecto, le da mucha más emotividad al tema y suena brutalmente bien. De siempre mi parte preferida ha sido el intermedio, con ese "Where do we go, where do we go now…”que va en ascenso conforme pasan los segundos. Clásico atemporal.

Dosis Metalera: Poco puedo decir de esta canción que no se sepa. El tercer y último himno de este álbum. Literalmente todo el mundo conoce “Sweet Child O´Mine”. Y está canción a mí siempre me disparo dos preguntas. ¿Es una buena canción? Si ¿Es una canción sobrevalorada? Mierda que sí. Las melodías son muy buenas, el riff del principio es de los más históricos de la historia del rocanrol, los punteos del estribillo y los solos que funcionan como puente no están nada mal. Pero quiero detenerme por un momento en el solo largo de esta canción. El tercer solo. Nuevamente podemos hacernos las mismas dos preguntas. ¿Es un buen solo? Si ¿Es un solo sobrevalorado? Puta madre carajo. SI!!! Es un solo sobrevaloradisimoo. Mucha gente ubica este solo como el mejor de la historia del rock. ¿En serio? Es bueno, pero por favor. No nos pasemos. En conclusión, un buen tema, pero completamente alabado de más.

You're Crazy
Anfetamina & Rock: Nueva dosis de Punk endiablado, acelerado y sin ningún atisbo de detenerse. Aunque más que Punk, suena más a Speed Metal al más puro estilo Motörhead. Axl tuvo que perder la voz durante unos días después de cantar el tema con semejante tonalidad aguda. Canción agresiva y sucia, con un estribillo sobresaliente. No es un temazo, pero sí que suena realmente bien y siempre se pasa un buen rato con su escucha.

Dosis Metalera: ¿Motoroses? ¿O Guns´n´Head? Slash siempre ha reconocido a Lemmy Kilmister como una de sus influencias y esta canción es un speed motorheadeano de puta madre. Base de batería bastante rápido con un Axl cantando a toda la velocidad sobre una base riffera muy bien construida por Slash. Un excelente tema para manejar jajaj para ponerse y meter quinta a fondo gritando “You´re Crazy!!” Buen trabajo de guitarra líder y sólida base rítmica. También de lo mejor de este AFD

Anything Goes
Anfetamina & Rock: Más espectacular me suena "Anything Goes". Hard-Rock puro, sin combinarlo con el Punk ni nada por el estilo. Vuelve a sonar algo cercano al estilo de Aerosmith, respetando las diferencias que hay entre ambos. Slash interviene mágicamente con el talk-box (¡enorme aportación!), mientras que es Stradlin quien empuña la guitarra para hacer los solos, en mi opinión, bastante mejores que muchos de los que "el hombre del sombrero" ha grabado en su carrera.

Dosis Metalera: Un intro bastante peculiar a la que luego se le sumarán unos samples con la voz de Axl. Lo que más me interesa de esta canción es la sección instrumental que utiliza una gran cantidad de efectos. Recuerdo la primera vez que escuche esta canción a través de unos parlantes bastante precarios y no distinguía si el efecto de guitarra utilizado por slash era en verdad un efecto de guitarra o la voz de Axl algo distorsionada. Unos auriculares más tarde aclararían mi duda jaja. Pero dentro de lo que cabe, es un buen tema. Nomás agregar que no soy muy fan del cambio de ritmo que se da al final. Siento que hubiera sido mejor terminar el tema unos momentos antes sin la necesidad de cambiar de ritmo

Rocket Queen
Anfetamina & Rock:  Finalmente "Rocket Queen" termina con buen pie el LP. Canción que mezcla el Hard-Rock con arreglos psicodélicos para conformar un tema sólido, hipnótico y adictivo. La letra, y los orgasmos que pueden escucharse a lo largo del corte, dejan claro que la canción habla de sexo.

Dosis Metalera: Después de “Paradise City”, “Rocket Queen” es el tema más largo llegando a la marca de 6:14. Y según mi humilde opinión, es un tema largo al pedo. Simplemente no se encuentra a la altura de canciones anteriores y el hecho de sea tan extenso aburre una escucha que hasta “Anything Goes” había sido muy entretenida. Tampoco tengo mucho más para decir acerca de “Rocket Queen”. Me parece de lo más flojo del disco también junto a “Think About You”

¿El mejor disco de la historia?

Para mí no. Obvio que esto es muy subjetivo. Lo diga yo, la revista Rolling Stone o el lechero nadie va a cambiar tu perspectiva. Cualquiera de los 6 primeros discos de Led Zeppelin, la era de Bon Scott en AC/DC + el "Back In Black", un par de álbumes de Aerosmith, "In Rock", "Fireball" y "Machine Head", todos estos de Deep Purple, "Blackout" de Scorpions, el debut de Kiss,....a mi parecer son superiores a es
te álbum. No por ello hay que decir que "Appetite For Destruction" supuso una regeneración del espíritu del Hard-Rock clásico y fue un éxito de ventas a nivel mundial.
Tristemente, el nivel de este álbum no fue mantenido en los lanzamientos posteriores, aunque no desmerecen en su escucha en absoluto.

Si bien es cierto que no todos sus temas son perfectos, no seré yo quien profane este disco. Este álbum es historia sonora y como tal es merecedor de un 10.

No podría terminar esta reseña sin volver a agradecerle su participación en esta reseña a mi gran amigo Fede (Dosis Metalera), que es una de las personas que yo conozco con más conocimientos de Rock. Un placer poder compartir tantas reseñas juntos.



La Canción del Día: Especial 30 años de "Appetite For Destruction"

Hace 30 años, el Hard-Rock más eléctrico resucitó de la mano de Guns N' Roses" y su "Appetite For Destruction", uno de los discos más laureados del Rock. Además, desde hoy puedes disfrutar de nuestra reseña junto a nuestros amigos de Dosis Metalera.

Celebramos esta efeméride pinchando el disco completo. Muchas de las canciones sonarán hoy también en nuestro Twitter (@AnfetaminaRock). 

Feliz Viernes!!


jueves, 20 de julio de 2017

Comunicado del Blog: Muere Chester Bennington

Estamos completamente en shock tras conocer la muerte de Chester Bennington (Linkin Park). Otro rockero ha muerto prematuramente y de una forma tan triste y dolorosa como es el suicidio.
Desde el Blog queremos enviar nuestras más sinceras condolencias a todos los fans de Linkin Park, a sus familiares, a sus compañeros de banda y a todo su entorno.

Nosotros nunca fuimos grandes fans de Linkin Park, pero como rockeros que somos también nos sentimos muy tristes tras esta trágica noticia. La próxima semana, como ya hicimos tras la muerte de Chris Cornell, nos hermanaremos una vez más con nuestros amigos de Dosis Metalera y escribiremos un pequeño tributo para honrar la memoria de este cantante tan querido por muchos. 

Este ha sido el inicio de una leyenda.

Buen viaje Chester.


R.I.P

La Canción del Día: Rusty Cage

En el día de hoy estaría cumpliendo 53 años Chris Cornell, voz de Soundgarden, Audioslave y The Temple Of The Dog. Tristemente, hace dos meses, de una manera aún sin aclarar, este fenómeno musical perdió la vida, dejando en shock a miles de seguidores que habían crecido (me incluyo) con su música. 

Hoy sonará "Rusty Cage" (Soundgarden) en su memoria. Nunca olvidaremos a este fenómeno del Rock.

Feliz Jueves!!

miércoles, 19 de julio de 2017

Los 15 mejores solos de Brian May


A estas alturas de la película nadie puede negar que Brian May, el guitarrista clásico de Queen, y también famoso por sus enormes pelos rizados, es uno de los mayores genios de las seis cuerdas, así como uno de los músicos más influyentes que han existido.

Cierto es que, en Queen, su figura siempre quedó eclipsada por la de Freddie Mercury, algo normal tratándose de uno de los personajes más carismáticos de la historia del Rock, pero a la hora de componer, el guitarrista destacó y aportó muchos de los grandes himnos de esta legendaria banda.
Antes de comenzar con el Top, sería bueno decir que muchas veces la gente ha tendido a infravalorar la figura de Brian basándose únicamente en las pistas de guitarra que suenan en los clásicos de Queen, ya sea por su brevedad (“Don’t Stop Me Now”) o porque a veces no se luce tanto como debería. A todos ellos les invito a sumergirse en la amplia, y espectacular, discografía de Queen, porque encontrarán canciones no tan conocidas en las que la guitarra de May puede compararse a la de cualquier maestro de las seis cuerdas. Por ello mismo, en el Top que presento a continuación, además de no estar todos los clásicos de Queen, he colocado algunas canciones que han quedado relegadas a un segundo plano.

15- Dead On Time (Jazz)
Además de ser una canción compuesta en su totalidad por May (¡rockera a tope!), cuenta con un solo extremadamente técnico, de nuevo apoyado en mucha distorsión, que deja claro que este músico es uno de los más grandes del género.


14- Dragon Attack  (The Works)
Una canción dominada por el bajo de Deacon y el pegajoso Riff inicial que puede presumir de tener dos punteos soberbios de May que suenan muy similares a los ejecutados normalmente por el gran Tony Iommi (Black Sabbath)


13- We Will Rock You (News Of The World)
No podía dejar de poner esta canción en esta lista. Un clásico de Queen como “We Will Rock You”, tenía que tener, sí o sí, un momentazo firmado por Brian. Este sería el solo encargado de cerrar la canción, que es uno de los más famosos del Rock, aunque para mí dista mucho de ser el mejor hecho por el propio May.


12- Friends Will Be Friends (A Kind Of Magic)
En esta canción tan “amistosa”, Brian vuelve a sacar su lado más sentimental y se marca un solo cargado de emoción y mucha técnica, pese a no brillar por su velocidad.


11- Tie Your Mother Down (A Day At The Races)
En este tema de Hard-Rock no podía faltar el bueno de Brian con uno de sus punteos, esta vez apoyándose en el slide, un recurso que tanto han usado otros grandes de la guitarra como Jimmy Page, Joe Perry o Billy Gibbons.


10- Stone Cold Crazy (Sheer Heart Attack)
Además de por sus solos, esta canción necesitaba estar en esta lista por la línea de guitarra que grabó este brillante artista. Riffs metaleros, punteos distorsionados y veloces…¡qué bueno eres Brian!


9-   Killer Queen (Sheer Heart Attack)
Breve pero sublime, como otros tantos solos. Una canción elegante necesitaba de un solo al nivel. Inspirándose en la línea vocal de Freddie, May creó su solo, que no dudó en terminar distorsionando casi al final con otras grabaciones de guitarra, sonando como si fueran gemelas.


8- Modern Times Rock And Roll (Queen)
Una de las canciones más cercanas al Heavy Metal de Queen, y que tristemente ha quedado olvidada. A un ritmo frenético Brian no perdonaría la oportunidad para incluir un solo incendiario de guitarra muy en la onda de Jimmy Page. 


7- The Invisible Man (The Miracle)
Si bien el ritmo general de la canción puede hacer poco prometedor que el guitarrista se saque un frenético solo, nada puede frenar a nuestro protagonista en este artículo, quien nos obsequia con uno de sus solos más rápidos.


6- Bohemian Rhapsody (A Night In The Opera)
Si bien no es demasiado complejo en la guitarra, lo digo porque un tipo tan mediocre con las seis cuerdas como yo lo toca más o menos fiel, este es uno de los solos más reconocibles de la historia. Aquí aprovecho para destacar la facilidad que May tenía para sacarse de la manga solos que rápidamente calarían en el público.



5-  The Show Must Go On (Innuendo)
En una de las canciones más hermosas que se han escrito, Brian grabó dos solos, ambos de corta duración, cosa que siempre me ha apenado, pero tan complejos y directos como pocos. Estos son los que marcan la diferencia entre un guitarrista y un GUITARRISTA.


4- Bijou (Innuendo)
Una de las pistas de guitarra más sentidas que ha grabado Brian. Como si del mismísimo David Gilmour (Pink Floyd), logra sacarle a la guitarra una amplia gama de notas cargadas de emotividad y dolor, que rápidamente cautivan al oyente. Un solo limpio, pausado y muy elegante.


3- Innuendo (Innuendo)
Era obligatorio que esta canción estuviera incluida en el Top. Poco después de llegar a la mitad de la canción, Brian se desmelena y se arranca a tocar la guitarra española, arpegiando notas que suenan muy cercanas al flamenco y que combinará con un gran punteo. Poco tiempo después repetirá fórmula, pero con una guitarra eléctrica.


2-  I Want It All (The Miracle)
La última pieza de Hard-Rock (aunque también muy cercana al Metal) que Queen nos dejó contiene un solo que muy pocos guitarristas pueden igualar (menos aún superar). Clara merecedora de ocupar el segundo puesto en esta lista. Una canción que claramente sentencia que Brian May es un “Guitar God”.


1- Brighton Rock  (Sheer Heart Attack)

Mi número uno es esta Cuando uno pincha el “Sheer Heart Attack”, lo primero que puede escuchar es una de las mayores demostraciones guitarreras que se recuerden. Ayudado por muchos efectos de repetición, el peludo saca a relucir su infinita capacidad para puntear a un ritmo frenético. Me sobran los motivos para que esta sea la canción de Queen en la que Brian May da su mejor versión 


La Canción del Día: Stone Cold Crazy

Brian May, uno de los guitarristas más grandes de la historia, cumple hoy 70 añazos y tenemos que celebrarlo por todo lo alto en el Blog. El que fuera guitarrista de Queen es, a día de hoy, una leyenda de la música y una inspiración para miles de aspirantes a guitarristas. Hoy sonará "Stone Cold Crazy", una de las canciones más eléctricas de la banda en la que Brian toca algunos de los Riffs y punteos más espectaculares de toda su carrera. 

Feliz Cumple Brian!!

martes, 18 de julio de 2017

Creedence Clearwater Revival - Creedence Clearwater Revival (1968)

Calificación:
¡Ay la Creedence! ¡Qué poquito nos duraron pero cuánto nos maravillaron!

Pese a la brevedad de su actividad (1967 a 1972), si no contamos alguna aparición esporádica), la banda liderada por el carismático John Fogerty, uno de los artistas más grandes que nos han dado los Estados Unidos de América, no necesitó más tiempo para ganarse la mención de “inmortales”. En esta entrada reseñaré el álbum por el que todo comenzó, lo que confieso que me hace sentir cierta responsabilidad. Prometo hacerlo lo mejor que pueda:

Pese a que antes de su salida la Creedence ya había lanzado algún que otro single bajo el nombre de The Golliwogs, fue con este homónimo debut como los hermanos Fogerty y sus matones se dieron a conocer poco a poco por toda América. Sería un año más tarde cuando la banda viviría su mayor etapa de gloria, lanzando ni más ni menos que 3 discos en menos de 365 días (¡toda una hazaña!). Antes de que eso ocurriera fue este “Creedence Clearwater Revival” el que comenzó a llenar las viejas tiendas de discos.

Si uno se detiene a leer los títulos y los compositores del LP rápidamente se dará cuenta de que son muchos los temas que no fueron compuestos por el cuarteto, sino que son versiones, algo a lo que muchas bandas han recorrido en sus inicios. No por ello, como veremos, este es “un disco tributo”, sino que la banda llevará a sus terrenos esas canciones, aplicándoles un lavado de cara descomunal.

En el análisis “tema a tema” que, a continuación, voy a hacer, me detendré, primero, en las versiones y, después, en las canciones originales.

No se puede empezar de una manera más elegante.  Screamin’ Jay Hawkins tuvo que quedar realmente orgulloso al ver como la Creedence versionaba su gran “I Put A Spell On You”, y prácticamente la hacían suya. Fogerty saca a pasear su variado y sensible registro vocal. Las guitarras, especialmente en el solo, suenan muy emotivas. Diría que es la mejor versión que se ha grabado, pero hace unos años el siempre presente Joe Cocker también decidió rendir tributo a Screamin’, resultado una obra maestra que recomiendo a todo lector/a de esta reseña.

Aunque fue Dale Hawkins su compositor, la versión más famosa de “Susie Q”, con permiso de su creador y de los Rolling Stones, es la de la Creedence. Mucho más pausada que la de “Sus Satánicas Majestades”, en clave de Blues y con muchos efectos, como la distorsión en la voz de John en algunos instantes o la reverberación de las guitarras en algunos compases. Fogerty da una pequeña lección con su guitarra, haciendo parecer fácil esto de hacer música.

 La última versión que encontraremos en el disco es un cover de “Ninety-Nine And A Half (Won't Do)” de Wilson Pickett, que cuenta con aspectos que llaman la atención como el uso de un cencerro por parte de Doug Clifford, aunque quien merece una mención especial es John y su voz, algo más cercana a la del genial Robert Plant.  Instrumentalmente vuelve  a deslumbrarnos la banda, dejando claro que el hacer versiones no es nada malo, sino una oportunidad para tratar de añadirle a versiones originales algunas cosas nuevas que puedan, incluso, mejorarlas.

Lejos de quedarse solamente en grabar versiones, el quinteto tenía preparadas un par de sorpresas originales para su primera entrega. “The Working Man” es uno de esos trallazos. Country-Blues de primera categoría, especialmente gracias al punteo de la guitarra de John Fogerty. Como buena banda americana de los años 60, no podía faltar un Blues de la vieja escuela, en este caso “Get Down Woman”, siempre con esa pizca de magia añadida que la banda siempre imponía a sus composiciones. “Porterville” es más cercana para el oyente, gracias a la atmósfera más rockera con algunas pinceladas de Pop. Las guitarras, especialmente la de John, suena especialmente bien cada vez que realiza un punteo. “Gloomy” rompe un poco con el estilo desarrollado en el LP, sonando más fiel al Rock Psicodélico (no hay más que escuchar la guitarra), aunque no por ello podremos disfrutar de un grandioso Fogerty a la voz. La última de las composiciones originales es “Walk  On The Water”, una canción oscura, con un sonido algo más triste de lo normal, también con ciertos guiños al Rock Progresivo, y con una instrumentación soberbia, especialmente por parte de las guitarras y de la batería de Doug Clifford.

La reedición de 2008 sacó a la luz dos temas inéditos, “Before You Accuse Me” y “Call It Pretending”, además de dos versiones en vivo desde el Fillmore de “Ninety-Nine and a Falf (Won’t Do)” y “Suzie Q”.


Creo que más o menos todos los fans coincidimos al decir que este no es el mejor trabajo que editaría la Creedence, pero desde luego también habría acuerdo al valorar positivamente los ocho temas que componen este LP. Los 3 discos que saldrían a año siguiente subirían mucho más el nivel. Yo, tras meditarlo mucho tiempo, he de confesar que mi preferido es el “Cosmo’s Factory” (1970), pero este debut me sabe a gloria cada vez que lo escucho.

La Canción del Día: Greatest Show On Earth

Tal y como hizo, aunque de un modo más ficticio, Alice Cooper en su momento con "Elected", Kid Rock ha lanzado una canción titulada "Greatest Show On Earth" con la que el americano ha querido promocionar su candidatura al puesto de senador de Michigan.

Hoy sonará este tema de más de 12 minutos (el videoclip lo reduce a 5), que suena realmente animado y muy rockero.

Feliz Martes!!




lunes, 17 de julio de 2017

La Canción del Día: N.I.B

Si hay un cumpleaños que en el Metal debería festejarse por todo lo alto, ese sería el de uno de sus fundadores, Mr. Geezer Butler, bajista y cofundador de Black Sabbath, así como el responsable de que la banda se llame de esa manera. Su lírica, la solidez de sus composiciones y el poder de sus dedos mágicos a la hora de empuñar el bajo lo han convertido en una figura clave para explicar lo que es el Heavy. 

No podíamos poner otra canción en el día de hoy que no fuera "N.I.B", uno de los grandes temas de Sabbath que cuenta, además, con la brillante introducción de bajo de Butler que recibió el nombre de "Basically". 

Feliz Lunes!!


domingo, 16 de julio de 2017

La Canción del Día: Paranormal

A falta ya de menos de dos semanas para la salida de lo nuevo de Alice Cooper, el legendario pionero del Shock Rock reveló el pasado viernes el segundo single de su nuevo LP, que además es el tema que ha dado nombre a este trabajo, "Paranormal". Rock oscuro, con arreglos modernos pero con la esencia de Cooper intacta. 

Feliz Domingo!!

sábado, 15 de julio de 2017

La Canción del Día: King Of The Ring

Realmente esta canción no estaba planeada. Hoy iba a sonar en el Blog el nuevo single de Alice Cooper, pero tras enterarnos del grave accidente de tráfico que ha sufrido Adrenaline Mob, en el que ha muerto su bajista, David Zablidowski, y varias personas han resultado heridas, sentimos la necesidad de rendir hoy homenaje al fallecido y a esta banda como muestra de respeto y apoyo hacia ellos. 

Suena, por lo tanto, "King Of The Ring", de su más reciente álbum "We The People" por Adrenaline Mob. 


Adrenaline Mob sufre un gravísimo accidente de tráfico y muere su bajista

Vaya noticia para empezar el día…

Nos acabamos de enterar de que Adrenaline Mob, la banda americana de Metal, sufrió anoche un grave accidente de tráfico, cuando un tráiler golpeó a la furgoneta de la banda, reventando una de sus ruedas y haciendo que el conductor que transportaba a los músicos perdiera completamente el control.

La tragedia se ha confirmado hace unos pocos minutos con la muerte de David Zablidowsky, bajista de la banda, quien anteriormente había trabajado para la Trans-Iberian Orchesta, Joan Jet o Joe Lynn Turner, entre otros.

Además, se desconocen los estados de salud de los otros miembros de la banda (Russell Allen, Mike Orlando y el batería Jordan Cannata). Solamente se sabe que otras 6 personas han resultado heridas, tres de ellas en estado crítico.

Estamos muy sobrecogidos con esta lamentable tragedia que ha sobrecogido al mundo del Metal.


Nuestro apoyo a todos los fans de Adrenaline Mob, a su equipo, a sus familias y a los miembros de la banda.

Un pequeño homenaje a David Z. : 

viernes, 14 de julio de 2017

La Canción del Día: Symphony Of Destruction

El Thrash Metal celebra hoy el 25 aniversario de "Countdown To Extinction" de Megadeth, uno de los discos más grandes del género. Con la misma formación del "Rust In Peace", la banda liderada por Dave Mustaine fue capaz de crear una nueva obra maestra cargada de Thrash y grandes letras. 

Hoy sonará "el gran clásico" del disco, que es ni más ni menos que "Symphony Of Destruction", aunque podíamos habernos quedado cualquier otro temazo del álbum. Sin duda, la canción que sonará en el Blog es todo un himno del género que quedará en el recuerdo de millones de metaleros por los siglos de los siglos. 

Feliz Viernes!!!



jueves, 13 de julio de 2017

La Canción del Día: Especial "DÍA MUNDIAL DEL ROCK"

¡FELIZ DÍA MUNDIAL DEL ROCK!

El 13 de Julio es la fecha en la que todos los rockeros del planeta estamos de celebración. Este día concreto fue elegido porque el 13 de julio de 1985 se celebró el legendario Live Aid, un concierto benéfico en el que leyendas del Rock y del Metal se unieron en dos conciertos celebrados el mismo día en Inglaterra y en Estados Unidos, obteniendo unas cantidades elevadas de dinero que ayudaron a batallar contra el hambre en África. 

El año pasado, en esta misma fecha, decidimos repasar las actuaciones del mencionado concierto, pero hoy cambiamos por completo el guión y presentamos, a continuación, una lista de grandes himnos del Rock (Heavy Metal incluido) que a lo largo de la historia han ido convirtiendo al género en el más grande de la historia. 

El motivo por el que estamos aquí y por el que somos lo que somos...¡viva el Rock!

Def Leppard - High 'N' Dry (1981)

Calificación:
En 1981 el nombre de Def Leppard parecía haber comenzado a sonar familiar entre los miles de rockeros que comenzaban a disfrutar del nacimiento de la NWOBHM (New Wave Of British Heavy Metal), en el que surgieron algunas de las bandas más grandes de la historia del Metal.

Un año antes, Leppard había lanzado “On Through The Night”, su primer disco, que tenía un sonido acorde con los parámetros que definieron al movimiento anteriormente mencionado. Su buena recepción comenzó a traducirse en un mayor número de conciertos repletos de gente y, además, logró despertar el interés de uno de los personajes más importantes dentro de la industria rockera: Robert “Mutt” Lange, quien rápidamente se ofreció a trabajar con ellos.

Fue a mediados de 1981 cuando “High ‘N’ Dry” salió a la venta. La influencia de “Mutt” quedó patente en un trabajo de una sobresaliente producción y cuyo sonido, en muchas ocasiones, resulta similar al gran álbum de otra banda con la que trabajó un año antes el mismo productor: El “Back In Black” de AC/DC (¡casi nada!)

Fue con “Mutt” con quien la banda, realmente, descubrió su sonido y su estilo. Si bien es cierto que en este “High ‘N’ Dry” se pueden escuchar aspectos similares  a "On Through The Night", sin mucho esfuerzo nos daremos cuenta de que en un solo año que había transcurrido entre ambos discos, Def Leppard alcanzó su madurez compositiva.

Sin mucho más que decir empiezo a analizar ya mismo este fabuloso disco:

El disco comienza con la hostilidad de “Let It Go”, un tema de Hard-Rock clásico, que claramente está influenciado por el sonido de AC/DC, y que cuenta con una sólida secuencia de Riffs, especialmente el primero que puede escucharse, así como unos estribillos  brillantes debido, principalmente, por la presencia de unos elaborados coros.

Lejos de pausar un poco el ritmo, “Another Hit and Run” mantiene la solidez del primer tema, sonando, eso sí, algo más oscuro que su predecesor. Riff pesados, más cercanos al Heavy Metal, sobre los que avanza un soberbio Joe Elliott, que canta con mucho sentimiento y potencia cada verso y estribillo, en el que también aparecerán los gloriosos coros del primer corte. El solo de guitarra suena monumental.

Sin duda, el momento más cercano a AC/DC (100% clavado) llega con “High 'n' Dry (Saturday Night)”, todo un clásico de Leppard que nace sobre un Riff que bien podría haber sido creado por los hermanos Young. El momento más similar a los australianos lo encontraremos en el puente y el estribillo donde la voz de Elliott es casi un calco de la de Brian Johnson. Estribillo festivo, eléctrico y extremadamente pegadizo.

La suavidad aparece por primera vez en todo el LP con “Bringin' On the Heartbreak”, una bellísima composición con sabor ochentero que podría considerarse un baladón mayúsculo. Joe canta a la perfección, dramatizando cada segundo en el que tiene que poner voz a este corte. El puente parece anunciar que va a explotar la canción en algún momento, pero, lejos de que esto termine ocurriendo, el estribillo nos devuelve a la tónica emotiva del inicio.

“Tres minutos de pura exhibición instrumental” podría ser la definición perfecta para “Switch 625”, la canción del LP donde más brillan las guitarras de Clark y Willis, con una sucesión de solos técnicos e incendiarios que muestran una vez más por qué Def Leppard es una de las bandas más queridas del Rock. No es necesario que Joe salga a cantar para disfrutar de este temazo.

“You Got Me Runnin'” estaba destinada a triunfar. Hard-Rock facilón, construido bajo potentes Riffs, una base de bajo-batería brillante y un vozarrón como el de Elliott. Los estribillos, de nuevo con un gran peso de los coros, terminan de bordar la canción.

Unas sentimentales guitarras gemelas abren “Lady Strange”, otra de las grandes composiciones del disco, que tiene un sonido similar al de Kiss, especialmente por el parecido entre las voces de Joe Elliott y Paul Stanley. 

Con el mismo nombre que el primer álbum de la banda, “On Trough The Night” es un claro ejemplo del sonido que muchas bandas británicas comenzaron a desarrollar a principio de los 80 dentro de la NWOBHM. Cabalgantes Riffs dirigen a un Elliott que, por su forma de cantar en los versos, me recuerda a las líneas de “Hangar 18” de Megadeth (tal vez sean ilusiones mías).

Llegando casi al final nos topamos con  la  oscura “Mirror, Mirror (Look into My Eyes)”, una canción cambiante, muy interesante en el aspecto instrumental (¡ojo al bajo de Rick Savage) y en el vocal, brillando los llamativos coros y la rebelde voz de Joe.

Llegamos al final con “No No No”, la canción más rápida de todo el trabajo, y una de mis preferidas por razones obvias. Hard-Rock vibrante, “speedico” y sin nada que ocultar. Los Riffs, además de complejos, son extremadamente técnicos, lo mismo ocurre con el solo posterior, y Joe clava una de las mejores interpretaciones vocales, explotando a gritos en el sencillo pero energético estribillo. Un final de lujo para un disco histórico.


Muchos se quedan con “Pyromania” o con “Hysteria”, pero para mí la gran obra de este quinteto fue el eléctrico y juvenil “High ‘N’Dry”, uno de los discos más importantes de la década ochentera con la que Def Leppard se dio a conocer por todo el mundo. 


Nuestra Playlist