viernes, 30 de septiembre de 2016

La Canción del Día: Get It On

¡Ya es viernes amigos!

69 años hubiera cumplido hoy el gran Marc Bolan, líder de T-Rex y uno de los mayores iconos del Glam. Solo pudimos disfrutarlo 30 años por culpa de un accidente automovilístico que nos lo arrebató prematuramente. Su música y su estilo influenciaron, entre otros, al gran David Bowie a la hora de crear a Ziggy Stardust, otra razón más para tenerlo en consideración.

El éxito de éxitos que publicó esta leyenda fue "Get It On" (Electric Warrior), tema con el que rendiremos tributo hoy a esta figura tan trascendental en el Rock.

¡Feliz entrada en el "finde"!

jueves, 29 de septiembre de 2016

La Canción del Día: Especial 30 Años de Somewhere In Time

Hoy se cumplen 30 años de uno de los grandes discos de Iron Maiden, el "Somewhere In Time" y, dado que es complicado quedarse con un solo tema, vamos a recordar los 8 cortes que compusieron este disco con el que la banda reinventó su estilo en favor de los sintetizadores, una gran apuesta (arriesgada) que fue todo un acierto, empezando por su portada, cargada de guiños al pasado de la banda. A lo largo del día en nuestro twitter (@AnfetaminaRock) vamos a ir publicando cada canción para el disfrute de todos los fans. Si no tienes twitter aquí debajo tienes, como siempre, una lista de reproducción con el disco íntegro para que puedas rendir tu propio homenaje a este gran disco de "la doncella". 

¡Feliz Jueves!

miércoles, 28 de septiembre de 2016

La Canción del Día: Great Balls Of Fire

Hoy en el Blog cogemos la máquina del tiempo hasta la década de los 50 para celebrar el cumpleaños del gran Jerry Lee Lewis. Ya son 81 otoños de uno de los pioneros del Rock, junto a mitos como Chuck Berry, Little Richard, BB King, Elvis, y tantos otros maestros que pusieron la base sobre la que creció el Rock y todos los subgéneros psoteriores.

Para esta ocasión elegimos la gran "Great Balls Of Fire", su canción por excelencia, con la que pudimos ver al gran Jerry tocando con su piano de todas las maneras. En llamas, con las piernas, sobre el instrumento...siempre tenía un .

Feliz Miércoles!



martes, 27 de septiembre de 2016

La Canción del Día: Orion

Ya han pasado 30 años desde la trágica muerte de Cliff Burton. Tenía solamente 24 años cuando el autobús encargado de llevar a la banda por toda Europa volcó, saliendo el joven músico despedido por la ventana, terminando completamente aplastado por el vehículo. Solo grabó tres álbumes con Metallica, pero ¡vaya álbumes!. Pocos, por no decir 4 músicos, podrán presumir de haber creado tres piezas claves en el Thrash como fueorn "Kill `Em All", "Ride The Lightning" y "Master Of Puppets".

Hoy recordamos al desaparecido Burton con el instrumental por excelencia dentro de la discografía de Metallica. "Orion" (Master of Puppets) tiene  una de las líneas de bajo más importantes que se han grabado, cortesía del bueno de Cliff. Los momentos de solista que tiene son recomendables para cualquier amante del bajo, te guste o no Metallica.

Va por ti Cliff.

Feliz martes a todos!!

In Memoriam: Cliff Burton


 Clifford Lee Burton, más conocido como Cliff Burton es sin duda uno de los bajistas más grandes que han existido en el Metal. Su habilidad con las cuatro cuerdas, tocando de una manera completamente diferente al resto de los bajistas, así como su triste desaparición lo han convertido en una leyenda del Metal y un símbolo dentro de Metallica.

Nacido el 10 de febrero de 1962, Cliff desde muy pequeño mostró curiosidad por el Rock y sus variantes más duras. No tardó en comprarse su primer bajo y comenzar a tocar en diversas bandas, siendo Trauma su primera gran participación.

En 1982, en un concierto con dicha banda en el Whiskey Go Go, se produjo un acontecimiento clave en la vida del joven Burton. Lars Ulrich y James Hetfield andaba por el mismo recinto tomando un par de copas. Metallica ya existía  en aquel momento, pero les faltaba un bajista tras la aparatosa salida de Ron McGovney, quien tuvo una grave discusión con Dave Mustaine, quien militaba también en la banda por aquellos tiempos. Según la leyenda, Lars y James se sorprendieron al escuchar un solo procedente del bajo de Cliff, cuando en un principio pensaban que lo estaba tocando un guitarrista. Fue en ese momento cuando el dúo le ofreció el puesto al bajista, quien aceptó en seguida.

Ya en "Kill` Em All" tuvimos la suerte de conocer a la nueva incorporación del cuarteto. Su composición instrumental "(Anesthesia) Pulling Teeth". Ese solo tan agresivo con el bajo era algo sensacional. Este chico prometía mucho...¿qué habría pasado si siguiera vivo?
Los siguientes trabajos que editaron junto al melenudo mantuvieron ese nivel magistral, siendo "Orion" la cumbre técnica de Cliff. La pista de bajo que se marca en el instrumental por excelencia de Metallica es una de las mejores líneas que se han tocado. Es tarea difícil lograr emular semejante trallazo.

Tras finalizar su concierto en Estocolmo (26 de septiembre de 1986), la banda tomo su autobús de la gira para ir hasta Copenhague donde tocaban al día siguiente. Como era tradición cuando existía indecisión para elegir las camas en las que dormiría cada uno, los miembros de la banda sortearon los puestos y Cliff se impuso logrando quedarse en la deseada cama de Kirk.

El destino fue muy cruel con el pobre músico. Alrededor de las 6:15 de la mañana, el conductor perdió por completo el control del autobús y trató de enderezar el volante para volver a la carretera. Las asustadizas maniobras del piloto terminaron por hacer rodar el camión, saliendo Cliff disparado por su ventana y siendo aplastado por este.  Al levantar el auto para ver el estado del músico, lo descubrieron muerto. Un final horrible para un chico tan prometedor.

Su cuerpo fue trasladado de nuevo a los Estados Unidos.  para celebrar su funeral, que se realizó el 7 de octubre de 1986, en la localidad de Castro Valley, California. Fue incinerado, y sus cenizas fueron repartidas en el Rancho de Maxwell, un lugar donde había pasado mucho tiempo con sus amigos Jim Martin y Dave DiDonato. Uno de los asistentes fue su amigo, Dave Mustaine, quien ya no estaba en Metallica tras sus graves problemas con James y Lars, pero que siempre guardó un gran respeto por Cliff. De hecho, según el propio Dave, el día que se enteró de la muerte de Cliff, cogió su guitarra y soltó toda su ira tocando, logrando componer uno de los temas más conocidos de la banda, "In My Darkest Hour".

Hubiera sido genial poder escuchar más discos de Metallica con Cliff. Seguro que no habrían caído en malos álbumes como "St. Anger" o "Lulú".  Sea como fuere, el pequeño legado que nos dejó va a quedar siempre en el recuerdo y el corazón de todos los amantes del Metal y del bajo. Cliff fue, es y será una leyenda de la música.


RIP

lunes, 26 de septiembre de 2016

Los Tesoros Ocultos del Rock: La Primera Demo de Black Sabbath

Damos inicio a esta nueva sección dedicada a explorar auténticas rarezas de las bandas más grandes del Rock y el Metal con Black Sabbath y su primera demo. Toda una reliquia que todo buen fan de "los padres del Metal" debe escuchar para descubrir más acerca de sus orígenes.

Nos situamos en 1968. Ozzy Osbourne, Geezer Butler, Tony Iommi y Bill Ward deciden fundar una banda de Rock llamada Polka Tulk Blues Band, que rápidamente fue abreviado a Polka Tulk. Muy poco tiempo después el nombre evolucionó a Earth. En estos momento la banda comienza a trabajar en una serie de temas propios, y otros de algunos de sus ídolos y mayores influencias. Existen una serie de grabaciones de las sesiones en el estudio durante esta etapa. Prometemos ponerla pronto en esta sección para el disfrute de todos los lectores.

En agosto de 1969, tras vivir un par de episodios donde varias personas los confundieron con otra banda de mismo nombre, la banda cambia su nombre a Black Sabbath, que era el nombre de una película de terror que Geezer Butler había visto en ese tiempo.

En aquel momento de transición el mánager de Sabbath era Jim Simpson. Este recomendó a los músicos que grabaran su primera demo para darse a conocer en la escena local. Ozzy y compañía fueron obedientes y entraron en el estudio para grabar 4 temas. El primero de ellos fue un cover de The Norman Haines Band & Locomotive titulado "The Rebel", un tema bastante atípico tratándose de Sabbath, y eso que lo bordan. Es el propio Norman Haines quien toca el piano y el órgano en el tema. Ya podemos escuchar a Iommi marcándose un par de punteos de los suyos.

"When I Came Down" también es una composición de Haines. Sin embargo, Black Sabbath se hace con el tema. Estos sí que son nuestros dioses del Metal. Calidad de la buena con Riffs y punteos imposibles, con Geezer jugando con el bajo y Ward rompiendo los parches como solo él sabe hacer. La voz de Ozzy suena rara fruto de la mala grabación.

Los Sabbath más jazzísticos los tenemos en la instrumental "Thomas James". Un corte rarísimo que bien nos hubiera gustado que estuviera en uno de sus posteriores álbumes de estudio. El bajo distorsionado al inicio ya nos avisaba de lo bueno que era Geezer con las cuatro cuerdas. Un tema sensacional que cuenta con la participación del propio Jim Simpson en la trompeta. Recomendado escuchar esta faceta tan desconocida de los reyes del Doom.

"Early One Morning Blues" cierra este preciadísimo documento. Un Rock and Roll de la vieja escuela que tan bien hacían estos chicos en sus inicios. Solo faltaba un año para que lanzaran su debut (un disco que tengo en un altar) y el "Paranoid", dos obras maestras casi insuperables dentro del género.

Quería empezar esta nueva sección con una de las bandas más influyentes que han existido.
A continuación dejamos el vídeo  para que puedan escuchar el disco íntegro y, si desean descargarlo, un enlace para acceder a la web de descargas. :D

  



La Canción del Día: Simply Irresistible

Hoy se cumplen 13 años sin el gran Robert Palmer, todo un icono de la década de los 80. Una pena que se marchara tan pronto, tras dejarnos algunos temas clásicos como "Addicted to Love", que sigue sonando en las grandes emisoras musicales.

Recordamos a este personaje con "Simply Irresistible", uno de sus temas más conocidos y trascendentales. A lo largo de sus 4 minutos el sonido ochentero se termina apoderando de ti incitándote a bailar al ritmo de la animada música.

¡Los ochenta dominan el blog para iniciar la semana con buen pie!

Feliz lunes!!!

domingo, 25 de septiembre de 2016

Las Tesoros Ocultos del Rock: Presentación

Querid@s amig@s:

Estrenamos esta nueva, y curiosa, sección dedicada a hablar con mucha profundidad sobre algunos álbumes, demos, bootlegs y temas raros, mayoritariamente desconocidos, de las grandes bandas de Rock y Heavy Metal de la historia.

Siempre se pueden descubrir cosas nuevas sobre tu banda preferida, aunque te autodenomines "el mayor fan de tal o cual grupo" (con cariño jajaja). Trataremos de ayudarte a conocer mejor a algunas de las agrupaciones más queridas del planeta. Tenemos materiales interesantes de muchas de ellas que esperamos que sirvan para que te enamores del Rock tanto como nosotros.

Si quieres aprender y escuchar álbumes o demos inéditas de Black Sabbath, AC/DC, Motörhead, Iron Maiden, Kiss, Megadeth, Metallica, y muchos más, que sepas que cada mes trataremos de publicar, al menos, dos rarezas. 

¡A rockear!


La Canción del Día: Four Sticks

Se cumplen 36 años del fallecimiento de John Henry "Bonzo" Bonham, uno de los mejores baterías de la historia, sin duda alguna. El "rompeparches" de Led Zeppelin murió muy joven por culpa de su grave adicción al alcohol, lo que le llevó pronto a la tumba. 

En homenaje al bueno de Bonham hoy sonará en el Blog "Four Sticks" (Led Zeppelin IV). Según cuenta la leyenda, John tocó el tema usando 4 baquetas en vez de 2. El resultado fue un grandísimo tema, como era habitual en Zeppelin, donde el batería hace una gran labor, y donde el resto de los músicos están sensacionales. 

Te echamos de menos "Bonzo"!!!

Feliz Domingo a todos!

  

sábado, 24 de septiembre de 2016

Cine Rockero: The Rolling Stones - Havana Moon (2016)

Calificación:
"The Rolling Stones pueden hacer cosas que el Gobierno no puede"

Así de tajante fue Keith Richards en la presentación del concierto-documental  sobre el concierto que "sus satánicas majestades" dieron en La Habana, y razón no le faltó.

Cuando los Rolling Stones comenzaron a despuntar como una banda novedosa y rebelde, allá por la década de los  60, la censura de sus discos y su mensaje libertario y antisistema no tardó en ser censurado en la Cuba de Fidel Castro. Para poder escuchar algo de los Stones, o de cualquier banda con un mensaje parecido, tenías que hacerlo en la clandestinidad porque, de lo contrario, quebrantabas la absurda ley impuesta por el poder. Las dictaduras de izquierdas y de derechas siempre tan asustadizas ante el poder que tiene la música.

Nunca antes Mick, Charlie, Ron y Keith habían tocado en Cuba, así que, aprovechando la mejoría de las relaciones entre este país y los Estados Unidos, decidieron organizar un concierto histórico en la capital que fue completamente gratuito.  El resultado fue el esperado, un completo éxito que pasará a la historia del Rock por ser una nueva demostración de que con la música siempre se podrá hacer más que con la política o la guerra. Para nuestra suerte, el concierto fue grabado y lanzado a la gran pantalla bajo el nombre de Havana Moon, claro guiño al fallecido Chuck Berry,  el 23 de septiembre, motivo que nos ha llevado a escribir esta reseña.

Hay que felicitar a Eagle Rock, antes de nada, por la calidad con la que han capturado cada instante del concierto, así como los momentos previos a que la fiesta comenzara.

 Suena "All Down the Line" mientras anochece en La Habana y los fans comienzan a acceder al  con sus camisetas con la lengua más querida del Rock (lo siento Gene Simmons), y con numerosas pancartas con las que, impacientes, aguardaban a sus ídolos. Poco a poco vemos a la banda preparándose para saltar al escenario, siempre con el buen rollo que les ha caracterizado.  La pantalla del estadio comienza a reproducir el vídeo introductorio y la locura comienza a desatarse...la banda comienza a entrar en el escenario, quedando Mick Jagger en el backstage sonriendo a la cámara con la misma sonrisa rebelde que siempre ha tenido. Es en ese mismo instante donde Keith comienza a tocar los acordes de "Jumpin` Jack Flash" y se inicia un concierto memorable. Son muchos los cubanos, como se puede ver en la película, que lloraron en aquel momento tan especial y que tanto merecían tras tanto tiempo sin poder escuchar el género que les gustaba por culpa de un  estúpido régimen.  Al finalizar el tema, Mick comienza a sorprendernos con su particular forma de hablar español. Nos dejará momentos tronchantes cada vez que se dirija a la gente.

1,2 millones de almas concentradas se unieron rápidamente al incombustible Jagger para cantar el animado estribillo de "It`s only rock and roll (but I like it)", la filosofía que siempre han predicado estas leyendas y a la que me sumo como seguidor de estos genios.

 La locura inicial se frena, al menos por un momento, con la genial "Out of Control", el tema más moderno de todos los que sonarán en la película, extraído de su "Bridges of Babylon" (1997). Es aquí donde Jagger comienza a volverse loco poco a poco hasta estallar en el estribillo donde termina de perder la cabeza y empieza a brincar como si tuviera 60 años menos. ¿¿Cómo puede tener esa energía y esa fuerza con 73 años??. No tardará en aparecer la juguetona armónica de Mick, produciéndose un interesante duelo contra la guitarra de Keith.

Termina el tema y Mick se dirige en español al pueblo cubano con una frase que va a perdurar por los siglos de los siglos: "Sabemos que años atrás era difícil escuchar esta música aquí en Cuba, pero aquí estamos, tocando para ustedes. Pienso que los tiempos están cambiando. ¿Es verdad no?"

Seguidamente es la hora de una de las baladas más bellas de la historia, "Angie", la cual fue presentada por Mick como un tema "para los más románticos". Los mecheros comienzan a aparecer, así como una nueva oleada de lágrimas. Temazo que no envejece.

Todo oscurece y comienza una de las canciones más grandes del cuarteto, "Paint it Black"...sobra cualquier tipo de presentación. Una de las mayores joyas rockeras que se han hecho. Gran interpretación de una banda que parece haberle ganado la batalla a la vejez.  No pude resistirme a cantarla en el cine, cosas que ocurren con los Rolling.

Otro clásico, como todo lo que se nos viene encima, llega de la mano de "Honky Tonk Women", con una introducción de batería famosísima. Cuba se convierte en una fiesta sin fin- Qué bonito es ver a toda la gente saltando y entonando el pegadizo estribillo al unísono.

Keith Richards entona el "You got the silver", armado, junto a Ronnie, con una guitarra acústica . Un Blues de la vieja escuela que siempre se agradece. Buen trabajo del guitarrista con el micrófono.

El tema estrella de la noche fue "Midnight Rambler". Una interpretación que solo está al alcance de unas pocas leyendas. Instrumentalmente es pura clase, con los cambios de ritmo que caracterizan al tema, con una buena ración de solos de guitarra y con un Mick que termina de volverse completamente loco, corriendo, saltando y bailando como un poseso.

Seguidamente llega otro momento del concierto. "Gimme Shelter", una nueva maravilla de la banda, vuelve a ponernos la piel de gallina. Jagger hace lo que quiere con la voz. Sasha Allen, canta a dúo con Mick durante gran parte. Esa chica tiene un vozarrón bastante superior a muchas de las artistas que ahora triunfan...toda una sorpresa la señorita Sasha.

 El escenario se tiñe de rojo, iniciando una de las canciones más reconocidas de la banda y, seguramente, mi preferida. "Sympathy for the devil" tiene algo diferente a la típica canción de Rock. No sé si es la forma de cantar de Jagger, el sonido del piano, o lo que sea, pero es otro trallazo que quedará por siempre en la memoria del Rock. Gran interpretación.

"Brown Sugar", con su desmadre asegurado, y la más calmada, dentro de lo que cabe, "You Can`t Always Get What You Want", que cuenta con un coro femenino local, parecen poner fin a la fiesta. Pero es con el himno de los Stones, "Satisfaction", esta sí que no necesita ningún tipo de presentación, con la que culmina uno de los capítulos más bonitos que se han escrito en la gran historia del Rock. Con el saludo final de la banda a todos los afortunados que estuvieron allí presentes termina este gran documental.


Larga vida a los Rolling Stones! ;)

La Canción del Día: Especial 25 años de Nevermind

Hace 25 años se publicó un álbum que cambió el devenir del rock contemporáneo. El "Nevermind" de Nirvana es ya todo un clásico atemporal que se convirtió en la gran obra del grunge y una de las mayores influencias para el Rock alternativo. Temas como "Smells Like Teen Spirit", "In Bloom", "Come As You Are", "Breed", "Lithium", "Polly" y "Something In The Way", entre otros, marcaron un ante y un después a la hora de hacer música rock.  

Para festejar las "bodas de plata" durante todo el día sonará en el Blog cada uno de los temas que conformaron este trabajo. Recomendamos estar pendientes de nuestro twitter (@AnfetaminaRock) donde iremos publicando los temas poco a poco.

    

viernes, 23 de septiembre de 2016

La Canción del Día: Thin In Blood

El nuevo, y esperado, disco de Airbourne ya está a la venta. Ya hemos escrito nuestra reseña personal, donde le hemos puesto una nota bastante alta, y tenemos que reconocer que no ha decepcionado en absoluto. 


Hemos elegido una de las canciones que más nos gustaron del álbum. "Thin In Blood" es pura clase. Las raíces de AC/DC siguen estando muy presentes en el sonido de los australianos. Una apuesta ganadora, sin duda, para celebrar que ya es viernes.

¡Feliz viernes!

Airbourne - Breakin` Outta Hell (2016)

Calificación:
Uno de los discos más esperados de 2016, dentro del amplio catálogo de lanzamientos programados para este año,  era el regreso de Airbourne, una de las bandas más grandes de Australia por derecho propio. 

Tras su debut (no oficial) "Ready to Rock", publicado en 2004 bajo el sello Sik Kitty Productions,  un trabajo desconocido para la mayoría de los fans, el conjunto fichó por Roadrunner Records, discográfica que los llevó al éxito. Su primer gran álbum, con el que se dieron a conocer internacionalmente demostrando su potencial y por qué se merecían la oportunidad , fue "Runnin` Wild" (2007), seguramente su mejor disco. Es en este momento donde todos los medios comenzaron a hablar de los australianos como "Los herederos de AC/DC" (y razón no les faltaba), un positivo "estigma" con el que han tenido que convivir durante casi una década. Tres años después veía la luz su "No Guts. No Glory", otro discazo que no decepcionó a nadie, todo lo contrario, siguió consolidando a este cuarteto como una banda contemporánea de culto. Tuvieron que pasar otros 3 años para que pudiéramos ver algo nuevo de estos músicos. "Black Dog Barking"  mantuvo la línea de calidad de sus predecesores, siendo este su último trabajo con Roadrunner. Una serie de disconformidades con la discográfica les llevó a cambiar de sello, firmando un suculento contrato con Spinefarm Records.

Llegamos a 2016 y, como si de una ley interna en la banda se tratara, tenemos un nuevo álbum de la banda. Su título, "Breakin` Outta Hell", inspirado en la letra de "Bottom of the Well", sirve de antesala para lo que nos vamos a encontrar...el mismísimo infierno encarnado en guitarras afiladas y caña desbordada por cada uno de los 11 temas que componen este gran álbum.

Sé lo que te estarás preguntando amigo...¿es lo mejor que ha editado la banda hasta el momento?, ¿es un buen disco?, ¿es malo?....puedo responder rápidamente a estas cuestiones. No, no es el mejor disco de la banda. El "Runnin` Wild" es un trabajo difícil de igualar, pero si algo caracteriza a la banda es que ninguno de sus discos es flojo. Todos son buenos y mantienen la fórmula del éxito que les ha caracterizado durante todo este tiempo. Este nuevo trabajo es MUY BUENO y no va a decepcionar a ningún fanático.

Por si mi palabrería no es capaz de convencerte acerca de la calidad de este disco, la homónima 
"Breakin Outta Hell", tema que abre el disco, se encargará personalmente de darte la bienvenida y de crear en tu mente la necesidad de escuchar de principio a fin este interesante trabajo. Una introducción instrumental que comienza a aumentar poco a poco las pulsaciones y el motor de esas guitarras, hasta que entra el gran Joel O`Keeffe, líder de la banda, vomitando cada verso con esa voz tan macarra y cercana al registro de Brian Johnson en sus primeros años con AC/DC. El estribillo es de lo más épico que ha creado la banda. Un tema para escuchar mil veces y no aburrirse. El solo que se marca Joel con su guitarra es pura dinamita...¡cómo echábamos de menos nuevo material de la 
banda!

No es fácil quedarse con un solo tema, pero no es de extrañar que "Rivalry" se convierta en tu preferida. Es, sin duda alguna, un nuevo himno dentro de la discografía de la banda. Unos coros sobresalientes, como siempre, sirven para introducir unas guitarras más pausadas que en la introducción, con Riffs más pesados. El estribillo es glorioso, de verdad. El solo que se marca Joel es para ponerlo en las escuelas. ESTO ES ROCK SEÑORES. El videoclip me recuerda a la ya mencionada "Bottom of the Well". Claramente, el mundo de la lucha es de bastante interés para Airbourne. En este caso tenemos a la banda tocando en un lugar clandestino donde diversos matones se reúnen para partirse la cara a base de mamporros. T-E-M-A-Z-O.

¿AC/DC se ha colado en el álbum? "Get Back Up" es un calco del estilo creado por los hermanos Young. La sugerente batería inicial será rápidamente acompañada por un riff de guitarra adictivo. El estribillo es marca de la casa. Me encanta el momento que se produce antes del solo y, obviamente, el nuevo solo de Joel, que sigue maravillándonos con la guitarra.

Otro trallazo que podrían haber parido Angus y sus matones hace un par de décadas lo encontramos en "It`s Never Too Loud For Me". Un tema fiestero, con una estructura sencilla que te enganchará desde la primera escucha. Sonaré repetitivo, pero  cada solo de Joel merece una mención.

Calidad de la buena la tenemos en "Thin The Blood". Hard Rock acelerado, sin preocupaciones y sin tiempo que perder. Un tema que se convertirá en uno de tus preferidos. Instrumentalmente es una gozada, con un trabajo de coordinación de las guitarras y un juego de bajo perfectos. El tema me recuerda en algo a "Landslide" de AC/DC.

"I`m Going to Hell For This" se inicia como un tema apoteósico, con unas guitarras cada vez más fuertes...y no nos engañaban. Otro trallazo de los buenos, que tiene un tándem de guitarras que garantiza emociones fuertes. Estribillo de los que hacen historia y son cantados hasta la saciedad. Tema recomendadísimo.

Riffs muy de AC/DC o de The Darkness lo tenemos en la bailable "Down on You". No puede faltar en una buena fiesta de rockeros y moteros. Realmente, el sonido que inventó AC/DC en los 70 es genial para este tipo de celebraciones.

Los segundos inciales de "Never Been Rocked Like This" engañan al oído haciéndonos creer que se viene un tema pausado. Me encanta la voz de Joel en el tema, mostrando más rabia de lo normal. Instrumentalmente sigue siendo un placer escuchar cada composición del conjunto.

"When I Drink I Go Crazy" es una clara muestra del amor que esta gente tiene por el alcohol. Un tema rápido, donde es el bajo lo más destacable. Se sabe a qué familia pertenece.    

Macarra, directa a la médula...eso es "Do Me Like You Do Yourself". Un corte que no se anda con bromas. Airbourne pone toda la carne en el asador con cada Riff. Un estribillo genial que no paró de cantar a día de hoy.

Terminamos por todo lo alto, de verdad, con "It`s All For Rock And Roll". Una oda al modo de vida que han podido disfrutar durante más de una semana. Precioso estribillo, con una letra hasta emotiva donde muestran su amor por el género al que tantos éxitos han regalado. El Riff sobre el que se cimenta todo el tema es una brutalidad, de los mejores de todo el trabajo.

Como conté al principio del escrito, puede ser mejor o peor que las anteriores, pueden variar más o menos sus composiciones, pero cuando Airbourne publica algo nuevo sabes que se  viene algo bueno y que NUNCA te va a decepcionar. Se merece un 8,7 ;D

¡Larga vida a Airbourne! 

jueves, 22 de septiembre de 2016

La Canción del Día: Stormbringer

El mítico David Coverdale, una voz espectacular dentro del Hard-Rock, cumple 65 años. El líder de Whitesnake puede presumir de haber publicado auténticos clásicos del género. Aún así, no se debe ignorar su paso por Deep Purple, banda que lo vio debutar en el negocio. Tuvo buen ojo el gran Ritchie Blackmore a la hora de buscar un recambio para Ian Gillan.

Nos quedamos con "Stormbringer" como canción del día. Reivindicamos los tres álbumes que lanzó junto a Purple con uno de los temas más grandes que nos dejó.

¡Feliz jueves!  

miércoles, 21 de septiembre de 2016

La Canción del Día: Iron Fist

Hoy hubiera cumplido 62 años Phil "Philthy" "The Animal" Taylor. El legendario batería de Motörhead, y probablemente el miembro más loco, nos dejó el año pasado, tras una vida entregada al Rock and Roll. Su peculiar estilo a la hora de tocar, con una velocidad envidiable, su eterna sonrisa y su forma de ser lo convierten en un músico único, al que echamos mucho de menos.

Recordamos al "animal" con uno de los grandes clásicos de Motörhead....el "Iron Fist". La garra de Phil se hace notar en los parches, con su característico ritmo frenético. El espíritu de Phil sigue muy presente, así como el de Lemmy...la que deben de estar liando en el infierno.

¡Feliz miércoles!

La Canción del Día: Race With the Devil

Girlschool se marcó en 1980 un gran cover del "Race With the Devil" de The Gun, el cual podemos encontrar en el disco "Demolition" (1980). Hoy elegimos esta canción para poner el Blog patas arriba. No nos olvidamos de la eterna Kelly Johnson, una crack de la guitarra . Prometemos que pronto pondremos la versión de los Judas Priest, que también lo bordaron en las sesiones del Stained Class.

¡Feliz miércoles!

martes, 20 de septiembre de 2016

La Canción del Día: Gimme a Bullet

La actual gira de AC/DC termina esta noche en el Wells Fargo Center de Philadelphia. No sería de extrañar que este sea el último concierto de la banda en toda su historia. Lo que sí es seguro es que será el último concierto del gran Cliff Williams tras casi 40 años de leal servicio a una de las bandas más queridas de la historia. Es triste tener que despedirse de un músico tan longevo con el que todo rockero ha crecido. No será recordado nunca como "uno de los mejores con las 4 cuerdas", pero su capacidad de marcar, junto a la batería, el incesante ritmo característico de AC/DC será muy difícil de igualar.

Celebramos la impecable carrera de Cliff con una canción del álbum en el que debutó, "Powerage", que, además, dentro del amplio catálogo que tiene el conjunto, es el trabajo preferido del bajista.  "Gimme a Bullet" es una de las mejores composiciones que hay en el álbum con una línea de bajo bastante juguetona. Si os digo de Bon Scott es el cantante creo que ya hay motivos suficientes para  escuchar este tema que os proponemos hoy.

lunes, 19 de septiembre de 2016

La Canción del Día: Devil`s Island

30 años, ni más ni menos, de uno de los álbumes más grandes de la historia del Thrash y del Metal en general. "Peace Sells...But Who`s Buying" de Megadeth es un disco que debe ser escuchado, al menos, una vez antes de morir. Sus letras, su portada, sus feroces instrumentales y la mala leche que tiene Mustaine cuando canta lo hacen especial.

Hemos elegido la oscura "Devil`s Island" como la canción encargada de poner patas arriba hoy el Blog. Sin duda, una de las mejores pistas de todo el trabajo, y eso que no es fácil quedarse con una sola. Esta canción es como una droga. No podemos evitar gritar eso de "DEVIL`S ISLAND!!!" en cada estribillo. Thrash del bueno para este lunes.

Feliz Lunes!!! A empezar la semana con buen pie!!!

domingo, 18 de septiembre de 2016

Lordi - Monstereophonic (Theaterror vs Demonarchy) (2016)

Calificación:
Este 2016 ha venido cargado de discos de grandes bandas internacionales. En esta entrada analizaré el nuevo trabajo de la banda finesa Lordi. La gran mayoría de metaleros recordamos con mucho cariño y orgullo la victoria de este conjunto en el Festival de Eurovisión de 2006, donde se impusieron con contundencia al resto de países con su himno de himnos "Hard Rock Hallelujah". Como era de esperar, el número de seguidores de esta banda se multiplicó gracias a este suceso, y las ventas de su álbum "Arockalypse", en la que se encontraba el tema que les dio el triunfo, también aumentaron. 

Seguramente ese fue el momento en el que estos "monstruos del metal" llegaron a la cima de sus carreras. Sus siguientes discos comenzaron a bajar el nivel de calidad y de ventas, con trabajos buenos, trabajos mediocres y algún que otro chiste malo. La marcha a principios de 2010 del batería Kita, y en 2012 de la teclista Awa, quienes fueron miembros de la formación más clásica de Lordi, pudo ser la causa de este importante bajón de calidad. Me atrevería a decir que la baja de Awa es la más acusada, ya que Mana, el nuevo batería, ha hecho un gran trabajo en los parches. No me gusta mucho Hella, la sustituta de Awa, porque tiene un estilo completamente diferente, lo que se refleja en los últimos tres lanzamientos de estos nórdicos. No digo que sea mala, todo lo contario, pero estba bastante acostumbrado al sonido de Awa, que se asemejaba más al de un órgano. Su último disco, "Scare Force One", sin llegar al nivel del "Arockalypse", dejó un sabor de boca bastante mejor que su predecesor  "To Beast or Not To Beast", que, aunque hay personas que recibieron de buena manera este trabajo, a mí no me ha convencido nunca.


Pues llegamos a 2016 y nos encontramos con la noticia de que Lordi saca un nuevo disco. He de decir que tengo cierto miedo a reseñar este nuevo trabajo ya que puede que, en algunas ocasiones, me pase de crítico, pero es lo que hay.

Con el comunicado inicial de la banda, que fue emitido en Julio del mismo año, me llamó mucho la atención que este nuevo disco, cuyo título era "Monstereophonic (Theaterror vs Demonarchy)" , se dividiera en dos partes bien diferenciadas, siendo la primera un puñado de composiciones normales, sin ninguna unión entre ellas, y una segunda parte conceptual. ¿Lordi se atreve con algo conceptual? 

Eso es nuevo. Los propios miembros de la banda admitían que tal vez la segunda parte no convencería a los fans...el resultado, en mi opinión, es completamente contrario a lo que éstos vaticinaron.

Antes de empezar a analizar un poco este trabajo hay que aclarar una cosa. Nos encontramos ante un disco bueno, mejor que algunos de sus predecesores, pero que no está a la altura de su gran obra. Aún así, es un trabajo digno de escucha.

Comenzamos con la parte "Theaterror", es decir, la que no es conceptual, sino una serie de composiciones normales que la banda ha querido incluir. Como en todo trabajo de la banda, siempre hay una introducción misteriosa de un minuto o dos. En este caso SCG8: One Message Waiting es la encargada de preparar al oyente para escuchar el disco. Una voz agonizante nos introduce de lleno en la oscuridad característica de la banda, dando paso rápidamente a "Let's Go Slaughter He-Man" donde los teclados de Hella se muestran omnipresentes. Una canción que suena bastante ochentera, pero que, como introducción no me termina de convencer. El estribillo es bastante interesante, de los mejores de la primera parte.

"Hugh You Hardcore" es el siguiente tema. Un single bastante flojo y desafortunado. No es mala la idea de experimentar con un riff repetitivo y distorsionado, a veces hay que arriesgar, pero el resultado es negativo, llegando a ser un tema prescindible y que no engancha. El videoclip mejor ni lo nombro jajajaja es muy desagradable.

Le sigue "Down With The Devil". De nuevo la onda ochentera está muy presente. De la primera parte es de los temas más interesante y entretenido. Los teclados tienen un sonido bueno, cosa que le reconozco a Hella. Podría pertenecer a los primeros discos de la banda fácilmente.

Un riff muy "Sabbathiano" inicia "Mary is Dead", el mejor tema, sin duda alguna, de la primera parte. Un tema oscuro, donde los teclados no me terminan de enamorar, pero bueno, el resto de instrumentos suenan más Doom y pesados, lo que se agradece. Recomiendo mucho escuchar el tema porque vale la pena. Rápidamente aparece "Sick Flick" para romper con la calma impuesta por su predecesora. Tiene algunos aspectos bastante destacables como son los diversos riff de guitarra, cortesía de Amén. El problema es que no termina de enganchar al oyente. "None For One" es la encarga de cerrar la primera parte con unos estribillos sobresalientes y característicos de este conjunto. 

Los siguientes seis temas (más su correspondiente intro) conforman una historia llamada Demonarchy. En ella tenemos unos temas más complejos y de mayor duración, basándose, según Mr. Lordi, en las obras de King Diamond, del cual se declara un gran fan.

"SCG VIII Opening Scene" es la introducción a esta segunda parte. Uno sonido progresivo capitaneado por un piano nos deja sorprendidos y con ganas de descubrir lo  que se trae entre manos la agrupación con esta obra conceptual. "Demonarchy" es un auténtico  trallazo, una patada en los mismísimos, una reivindicación de los buenos tiempos de la banda. Hacía años que no escuchaba un tema tan cañero y bueno con la firma de estos colosos. Así sí Lordi.

"The Unholy Gathering" mantiene el nivel de calidad que había logrado alcanzar la épica introducción. Un inicio más pausado y melódico no tardará en derivar en momentos de mayor fuerza donde Mr. Lordi corta el bacalao con su monstruosa voz. El papelón que hace Mana con el doble pedal en esos momentos de más velocidad merece mención especial. El estribillo me recuerda mucho a "Pet the Destroyer", de su "Monsterican Dream", un álbum muy recomendable. Llevamos dos temas de la segunda parte y ya es mejor que toda la primera junta.

Un riff de lo más prometedor inicia "Heaven Sent Hell on Earth". Otro gran tema en el que destacan los numerosos cambios de ritmo, todos perfectos,  que se van sucediendo, siendo capitaneados por Hella. Los gritos de Lordi en algunos momentos del tema son brutales. Pasan los años y el contante sigue manteniendo esa habilidad para llegar a notas imposibles. Otro tema para enmarcar.

"And Zombie Says" es otro tema a tener muy en cuenta. Lo afilada que suenan esa guitarra, que tiene un juego de arrastres envidiable,  y la batería en todo momento y la voz de Mr. Lordi, que vuelve a aprovechar sus capacidades para variar de registro, lo convierten en otra canción que debe ser escuchada sí o sí. 

Un melancólico piano introduce  "Break of Dawn". El misticismo inicial da paso a una batería acelerada que nos comienza a avisar que el tema se va a transformar en algo salvaje. Temas así son los que uno le pide a esta gente y no los primeros cortes. El estribillo, que cuenta con unos punteos y unos coros de 10, es el mejor de todo el disco. Es mi canción preferida con todo merecimiento.
Para terminar por todo lo alto tenemos "The Night The Monsters Died". Un temazo oscuro y épico a la vez. Los estribillos suenan un poco a himno nacional. En el intermedio Mr. Lordi cambia el ritmo a base de buenos gritos que dan paso a un solo de guitarra de Amén breve pero muy técnico. El telón baja y con él este disco.

Conclusión: Salvando las dos introducciones, que poco análisis se puede hacer de ellas, este "Monstereophonic" es un disco tristemente descompensado. Los 6 temas iniciales mantienen la dinámica negativa de los últimos discos, con composiciones poco inspiradas, que no enganchan al oyente y que no aspiran a convertirse en himnos de la banda. Sin embargo, la segunda mitad del disco podría tratarse de lo mejor que ha hecho Lordi, ojo, desde el "Arockalypse", recuperando la garra y la fuerza de aquellos "Hard Rock Hallelujah", "Bringing Back the Balls" o "The Deadite GoneWild", entre otros. Obviamente me sigo quedando con la gran obra maestra de los fineses, pero La jugada de hacer una historia conceptual, al final, ha sido muy buena idea. Si el disco hubiera estado compuesto únicamente por la segunda mitad hablaríamos de un disco merecedor de un 9, o incluso 9,5 , pero al tener que convivir con una primera mitad desacertada, la nota se queda en un 7,5

Una última petición a Lordi....¡más obras conceptuales por favor!


Hay que darle una oportunidad al disco, especialmente a los temas ya mencionados, y creer que Lordi puede volver a regalarnos buenos discos. 

La Canción del Día: All Along The Watchtower

Hace 46 años el mundo perdía a uno de los guitarristas más grandes de la historia. Jimi Hendrix, quien no necesita ninguna presentación, falleció por culpa de los excesos de alcohol y pastillas para el sueño. Una gran pérdida que lo convirtió en un auténtico mito de la música contemporánea. 

Hendrix decició versionar el "All Along The Watchtower" de Bob Dylan para su disco "Electric Ladyland. Para mal de Dylan la versión del guitarrista se convirtió en un tema que, a día de hoy, se le atribuye más a éste que a su creador. Los punteos que se marca el maestro de las seis cuerdas, mientras entona cada verso son gloriosos. No podía faltar este tema en el Blog. 

Feliz Domingo!! 

 

sábado, 17 de septiembre de 2016

La Canción del Día: In Trance

Un 17 de septiembre, más concretamente el de 1975, Scorpions lanzó al mercado su gran álbum "In Trance". Este fue el disco que les abrió las puertas del éxito por todo el mundo, dejando de ser solamente populares en su Alemania natal.

Festejamos esta efeméride con el tema que da nombre a este trabajo. "In Trance" es una canción enigmática, gracias a los acordes y efectos que producen las guitarras, y por la tenebrosa voz del legendario Klaus Meine, quien ya despuntaba por aquellos tiempos como un cantante de primer nivel.

Feliz sábado!

viernes, 16 de septiembre de 2016

Cine Rockero: The Beatles - Eight Days A Week (2016)

Calificación:
"Lo que hacemos no es cultura. Es pasar un buen rato". 


¡Qué ignorante (o no) era Paul McCartney en 1964! No sabía lo que él y sus compañeros iban a lograr en menos de una década. The Beatles son la banda musical por excelencia del Siglo XX. El fenómeno que ellos crearon, la cariñosamente recordada "beatlemania", sigue muy presente en la actualidad en una sociedad que, pese a la aparente decadencia musical, se niega a olvidar al cuarteto más famoso que ha existido. Esta gente hizo historia con cada una de sus composiciones. Su rebeldía ante un mundo en guerra y conflictos de todo tipo, sus ganas de innovar el Rock, sus composiciones reivindicativas con las que mucha gente se sintió identificada y el amplio catálogo de himnos que lograron crear, y que siguen sonando como canciones inmortales en todo tipo de emisoras, películas, series..., los convierten en algo más que una banda de Rock. Diría que los Beatles son iconos. No puedes entender la cultura del Siglo XX  sin oír hablar de Paul, Ringo, John y George.

Para los amantes del cuarteto de Liverpool, la semana del 15 al 22 de septiembre se ha convertido en una ocasión única para poder conocer mejor nunca la historia detrás de The Beatles. Ron Howard, aclamado director de cine que tiene entre su amplio catalogo de filmaciones obras como "El Grinch" (clásico navideño), "Una Mente Maravillosa",  "Rush", "El Código Da Vinci", "El Luchador", entre otras tantas, ha trabajado con un material de más de 100 horas de duración relacionado con los Beatles que recibió de un gran número de aficionados de la banda y de la discográfica Corps, dueña de los derechos del conjunto desde 2002 que ha cedido amistosamente numerosas grabaciones inéditas. Para ordenar y seleccionar todo el material, así como retocarlo, Howard ha contado con la colaboración de un invitado de lujo como es Giles Martin, hijo del legendario productor y "quinto Beatle" George Martin, recientemente fallecido.

Y hablando de invitados de lujo...la película cuenta con la narración y los testimonios de Paul McCartney y Ringo Starr, los Beatles que quedan en pie. Además, Yoko Ono, viuda de Lennon, y Olivia Harrison, viuda de George, han participado en la creación de este film. Es hasta emotivo poder ver a Paul y a Ringo recordando a sus compañeros de viaje ya fallecidos, contando su visión en primera persona del ascenso de la banda y ver que, tras tantos años peleados, Yoko y Paul vuelven a trabajar de la mano.  Son muchos los testimonios que podremos escuchar de Lennon y Harrison que dieron en su etapa post-Beatles, donde opinaron abiertamente acerca de su paso por la banda, su experiencia personal y alguna que otra anécdota. Además, también podremos escuchar al bueno de George Martin en varios momentos del largometraje.

 El documental, que recomiendo ver si eres realmente fan de The Beatles, o un fan de los años sesenta, se centra en la etapa comprendida entre 1962 y 1968. Con los primeros conciertos en The Cavern descubrimos los orígenes de cada uno de los componentes de la banda, así como la creación de sus primeros éxitos. Podremos disfrutar de un par de vídeos de sus primeras actuaciones en el famoso pub que los vio nacer.

El éxito nace y no tardaremos en ver a los británicos aterrizar en los Estados Unidos, donde terminaron de consolidar su nombre dentro de las estrellas del Rock de aquellos tiempos. Su aparición en el programa de Ed Sullivan no podía faltar. Ninguna autoridad religiosa, personalidad de Hollywood o figura política tenía una acogida tan disparada como la de estos chicos.  Además, se nos ilustrará su primera gira mundial a través de un amplio catálogo de vídeos, entre los que se encuentra su concierto en la Plaza de Toros de las Ventas. La importancia de Brian Epstein y George Martin en el despegue hacia el éxito de la banda es merecidamente recordada en muchos momentos.

El regreso a los Estados Unidos, ya convertidos en leyendas, nos lleva directamente al Shea Stadium de Nueva York, donde nuestros héroes baten el récord de asistencia a un concierto, logrando albergar a más de 55.000 personas. Además, también durante estos momentos en Norteamérica, conoceremos la lucha contra la segregación que mantuvieron los Beatles en Florida, negándose a tocar ante una audiencia dividida en una zona para los blancos y otra para los negros.  

El cansancio de las giras, que conllevó un importante descenso de la calidad de sus actuaciones, el gran conflicto que tuvo que vivir Lennon con los escandalizados grupos religiosos, principalmente americanos, ante las declaraciones que el cantante dijo, o interpretaron a su favor los creyentes, en los que afirmaba que eran "más famosos que Jesús", terminó derivando en la extrema decisión de poner fin a las presentaciones en vivo, tras acabar con miedo y rabia su presentación en San Francisco.
Seguidamente veremos el renacer de la banda, que ansía volver a ser joven y crear música que a ellos les guste y no a la prensa/negocio. La historia detrás del título de su álbum "Sgt. Pepper Lonely Hearts Club Band" tiene mucha relación con este asunto (no hacemos spoiler).

Rápidamente, y sin mucho detalle, se dan pinceladas a los posteriores trabajos que editaron, finalizando en el famoso concierto final, celebrado en la azotea de su edificio de oficinas en Londres. No se alude en ningún momento los conflictos internos que pudieron existir entre Lennon, influido por Yoko, y Paul, lo que es una clara señal de que la relación entre la viuda de John y McCartney ha mejorado notablemente.

Un aspecto que me encanta en la película es la estructura lineal que mantiene en todo momento. No hay grandes saltos en el tiempo que puedan llegar a despistar al espectador. Cada vez que se alude a un disco lanzado por la banda, se presenta la portada y una serie de datos de lo más enriquecedores. Es en este momento donde podremos gozar de grabaciones inéditas de los músicos, diálogos de lo más disparatados, errores al tocar que les causaban más de una carcajada.

Otro asunto que necesito resaltar es el asombroso número de fotografías que aparecen a lo largo de las dos horas de film, siendo la gran mayoría completamente novedosas y desconocidas hasta nuestros días.

Junto a los ya mencionados testimonios que nos brindan los miembros y familiares de los Beatles, el documental puede presumir de contar con las participaciones de Elvis Costello, músico y gran amigo de Paul McCartney, y la gran Whoopi Goldberg, actriz reconocida de Hollywood que hablará de los conflictos raciales que tuvo que vivir en los turbulentos años 60, viendo a los Beatles como los creadores de una música que no tenía color y creía en la igualdad.

Por si fuera poco, al acabar la película, de manera sorpresiva podemos presenciar un extracto de 30 minutos completamente inéditos del mítico concierto de The Beatles en el Shea Stadium que antes ya mencioné . Un documento que todo fan necesita ver. Aprovecho que menciono el concierto para destacar el gran trabajo que ha hecho Howard y su equipo. Han logrado reducir el nivel de ruidos y gritos de las eufóricas fans, dando mayor presencia a los instrumentos y a las voces de los músicos. Creo que no ha habido un público tan entregado como el de las beatlemaniacas. El propio Ringo recuerda que no podía escuchar lo que tocaban sus compañeros de banda, guiándose únicamente por los movimientos y gestos que éstos hacían.  

Ahora vuelvo a ascender al inicio de este comentario, vuelvo a leer la frase de McCartney y llego a la conclusión de que tenía razón. Los Beatles eran jóvenes deseosos de pasarlo bien...en cuanto les arrebataron su aparente "niñez", perdieron las ganas de seguir girando por todo el mundo.

He estado muy cerca de llorar al ver la película. Me cuestiono mucho qué hubiera pasado si Lennon y McCartney no hubieran acabado tan mal. Seguramente hubiéramos disfrutado de más obras de arte pero, al fin y al cabo, ¿le quedó algo por demostrar a estos genios?.


Como suelo escribir siempre que reseño un disco que me gusta...me quito el sombrero ante este peliculazo y ante el legado de los Beatles. 

Nuestra Playlist