martes, 31 de mayo de 2016

La canción del día: Moby Dick

En honor a John Bonham, quien hoy hubiera cumplido 68 años, le rendimos tributo desde el Blog con su gran solo de batería, con el que se consagró como el mejor batería de la historia, y con el que agrandó la leyenda de Led Zeppelin.

Simplemente es pararse a disfrutar. Cerrar los ojos y sentir cada golpe que "Bonzo" da. Es como estar en el cielo, o el infierno (dependiendo de sus creencias jeje). Los cambios de ritmo que va a ir ejecutando, dejando en algunas ocasiones las baquetas para golpear con las manos los parches...simplemente clase, simplemente John Bonham. ¡Pelos de punta!

Pinchando en este enlace puedes leer el homenaje que le hemos hecho a Bonham: Tributo a John Bonham

¡Feliz martes a todos!

In Memoriam: John Bonham

Cualquier buen melómano del Rock más clásico conoce a John Henry Bonham, batería clásico de Led Zeppelin, una de las bandas más grandes de la historia.Pasan los años, y la gente sigue recordando a este músico como el mejor percusionista de la historia de la música, y razón no les falta en verdad. 


Bonham nació el 31 de mayo de 1948, en Redditch, Inglaterra. Sus primeros pasos con la percusión fueron con unas latas y cacerolas a la edad de 5 años, imitando a los músicos de la época.   


Hasta los 15 años no tuvo el kit de batería completo. Curiosamente, y tal vez esta fuera la causa de su éxito y su estilo, John nunca tomó clases para aprender a tocar, sino que se convirtió en un autodidacta que buscaba su sonido propio.

Pronto comenzaría a tocar con bandas como Terry Webb and the Spiders, The Nicky James Movement, The Blue Star Trio, The Senators, A Way of Life o Crawling King Snakes, siendo en esta última donde conocería a Robert Plant, su futuro gran amigo y compañero en Led Zeppelin.

The Yardbirds se disolvía, con Jimmy Page como guitarrista, y decidió iniciar una nueva banda con Bonham, Plant y John Paul Jones....era el inicio de Led Zeppelin...era el inicio de la leyenda.

Los grandes éxitos vendrían con cada uno de los discos que sacaron, hasta el fallecimiento de nuestro querido batería debido a su profundo alcoholismo, con el que la banda llegó a su fin.

El estilo de "Bonzo" se distinguió por la velocidad con la que le daba al bombo (escuche "Good Times Bad Times"), un elemento nunca antes visto. Además, conseguía un sonido más crudo y violento al golpear los parches gracias a que usaba las  baquetas más pesadas que existían, y que él, con mucho humor, las llamaba "árboles", sin olvidar los momentos en los que las tiraba y se dedicaba a tocar con los puños.

 Fue, además, uno de los pioneros en romper con la tradicional concepción que se tenía sobre el uso de la batería, hasta entonces usada como un simple acompañamiento junto al bajo. Convirtió a la batería en un instrumento con pulso propio, con una presencia muy fuerte, siendo ahora una entidad solista.

Tal vez hayan existido baterías más rápidos, aunque éstos suelen ser los que tiran más del doble pedal (sin desmerecer). La clave en Bonham no era la velocidad, que también la tenía, y de sobra, sino la precisión al tocar y la capacidad de marcar el ritmo (escuche "Since I`ve Been Loving You", "D`yer Maker" o, en verdad, cualquiera de su discografía jaja). En ese ámbito es insuperable.

"Moby Dick", el solo de batería por excelencia, es la mejor demostración de lo que este Dios era capaz de hacer. Una mezcla de técnica, velocidad, precisión y, todo sea dicho, algo de locura. Por cosas así se ganó el respeto de los millones de rockeros que existen.


Podríamos nombrar infinidad de canciones donde John es clave: "Whole Lotta Love", "Rock and Roll", "Four Sticks" (¡toca con 4 baquetas!), "No Quarter", "Since I`ve Been Loving You", "Kashmir", "Achilles Last Stand", "Celebration Day", "When The Levee Breaks", "D`yer Maker", "Dazed and Confused", "How Many More Times", "Heartbreaker", "Good Times Bad Times", "Inmigrant Song", "Out On The Tiles",  "The Ocean", ......en general toda su discografía ;)

Así que si no conoces nada sobre este caballero, o sobre Led Zeppelin, te aconsejamos que escuches detenidamente cada uno de sus discos, disfrutes de esa batería, y te adentres en el mundo del Rock

Este artículo está dedicado a la memoria del bueno de "Bonzo", el más grande la historia de la batería. Te echamos de menos figura


lunes, 30 de mayo de 2016

Los herederos de AC/DC

Es innegable que AC/DC creó un estilo propio desde sus orígenes, con unas base rítmica sencilla pero que no existía hasta ese momento. Los principales culpables son Angus y Malcolm Young, los hermanos del Hard Rock.

Los años pasan, Malcolm ya se ha marchado de AC/DC por cuestiones de salud, y el fin de la banda parece más que próximo. Sin embargo, los fans de la banda podrán seguir deleitándose durante muchos años con bandas que han nacido inspiradas en el rock de los australianos. Obviamente, como los originales no hay ninguna, pero os dejamos aquí una serie de agrupaciones modernas que han mamado de la teta de Malcolm y Angus (no literalmente).

Airbourne



Sin duda, la banda más fiel al sonido de la era de Brian Johnson. Curiosamente son australianos, ¿cosas del destino?
El caso es que ya tienen 3 discos de estudio publicados, todos sobresalientes, y en breve podremos disfrutar un nuevo trabajo que han terminado de grabar hace poco tiempo.  Sus guitarras afiladas, donde Joel O`Keeffe se convierte en el amo de los riffs, además de ser el cantante. "Runnin` Wild" muestra el lado más "salvaje" de la banda. En el videoclip sale un Dios del Metal que se marcho hace ya un tiempo. ¿Lo reconoces? :

video




Rhino Bucket

Otra de las bandas más fieles a AC/DC. El cantante, Georg Dolivo, es la viva reencarnación de Bon Scott (el parecido es asombroso). Los dos primeros discos de estos grandes músicos no tienen desperdicio. Además, Simon Wright, ex-batería de AC/DC llegó a militar con esta banda (creo que ya sabemos el por qué del sonido jajaja). "Blood on the Cross" para tus oídos:   







The Answer

Una de las bandas más prometedoras del presente son The Answer, un conjunto que mezcla el sonido de los australianos con otras grandes bandas como Led Zeppelin. Están celebrando el décimo aniversario de su famoso disco "Rise", con el que lograron ganarse el puesto de teloneros de sus majestades AC/DC en el  Black Ice World Tour. A mover la melena con "Come Follow Me":











Jackyl

Desde los 90 al servicio del Rock. Gran banda americana que, al igual que Rhino Bucket, se acercan mucho al sonido de la era de Bon Scott. Muy buen grupo. "The Lumberjack" nos recuerda al clásico blues de AC/DC "The Jack", hasta en el título:




`77

¡Una banda nacional! Desde Barcelona `77 se han convertido en una de las bandas más fieles al sonido de AC/DC que tenemos en nuestro país.  El cantante, Armand Valeta, también nos acerca a Bon Scott con su entonación.  Parecen una banda extranjera.  ¡"High Decibels" nos sirve para reivindicar a una de las nuestras!






The Darkness

Este conjunto es el más conocido de toda la lista, siendo una de las más famosas del Hard Rock contemporáneo. No es que todas sus canciones suenen como las de Angus y sus chicos, de hecho es una minoría, pero nos han regalado perlas como "Black Shuck".





Bullet

Otro conjunto de calidad viene de Alemania. Bullet es 100% AC/DC, con un cantante que nos recuerda a Udo (Accept). En su país se han hecho un nombre importante y han tocado en los grandes festivales que se han celebrado en su nación. Recomendamos sus diferentes discos. "Bite the Bullet" y a disfrutar:



Bonafide

Suecia, gran país para el Rock, nos invita a escuchar Bonafide, donde el parecido es más que razonable. Por si fuera poco, en ¡"Rock and Roll Skal" podemos ver al cantante disfrazado del mismísimo Brian Johnson!


Sabemos que hay muchas más bandas. Hemos elegido algunas de las más famosas que hay en la actualidad. Esperamos que, en caso de que no las conocieras antes de leer el artículo, una de las bandas haya conquistado tu corazón rockero y que te hayan creado adicción para seguir escuchándolas.


La Canción del Día: Joyride

Hoy suena en nuestro Blog "Joyride" de Roxette, en homenaje a Marie Frediksson, cantante de la agrupación, quien celebra su 58 cumpleaños.

Vamos a disfrutar del buen Pop-Rock de la mano de una de las bandas más importantes de este género, en las décadas de los 80 y los 90.

Recomendamos ver su videoclip ya que es muy de la época, con esos efectos tan antiguos pero, a la vez, geniales.




BUEN PROVECHO!


viernes, 27 de mayo de 2016

La Canción del Día: I Got Mine

Tal día como hoy, pero en 1983, nuestros queridos Motörhead publicaban el single de "I Got Mine", a modo de adelanto de su disco "Another Perfect Day", una joya en la discografía de la banda, y que nunca ha sido tan destacado como otros colosos como "Ace of Spades", o "Bomber", entre tantos discazos que tienen.

Pues a modo de homenaje a Lemmy y a su banda, "I Got Mine" es nuestra canción del día, por lo que nos disponemos a mover todos la cabeza con el mejor Speed Metal, aunque no es de sus canciones más rápidas precisamente.

La presencia del genial guitarrista Brian Robertson, quien aportó su toque personal a cada canción, se convierte en crucial para hacer de esta canción, una de las mejores de ese gran material que la banda sacaría pocos días después.

¡Feliz viernes!

jueves, 26 de mayo de 2016

Rush - Moving Pictures (1981)

Calificación:
Rush, esa banda formada por 3 genios musicales y que tan poco reconocimiento han tenido en la historia del Rock. Una pena que no se les haya hecho un homenaje. Su discografía goza de grandes joyas, como el trabajo que vamos a reseñar a continuación, el cual se convirtió en el más vendido en su gran carrera. Estamos hablando de su gran "Moving Pictures". Para la mayor parte de los fans de los canadienses, éste es su mejor material junto al sobresaliente "2112". 

 La música progresiva estaba desapareciendo con la entrada en los ochenta. Bandas como Pink Floyd, Yes o Genesis habían abandonado su estilo, dado al escaso éxito que su sonido estaba teniendo.

Con tal panorama Rush entraba  a grabar a finales de 1980 en Le Studio de Quebec. Una grabación que duró poco más de un mes y que, daría como resultado un disco magistral, donde Geddy Lee y sus chicos supieron mantener su estilo, cada vez más progresivo, pero sin despegarse del Rock, que tan bien hicieron durante sus tiempos de gloria.

El 12 de febrero de 1981 "Moving Pictures", con su famosa, y no  menos curiosa, portada salía a la venta, convirtiéndose al poco tiempo en disco de platino, lo que aumentó la fama de estos infravalorados músicos.

Vamos a entrar ya a analizar, siempre desde la admiración, este trabajo tan querido por este personaje que escribe:

"A monday warrior mean, mean stride/today's Tom Sawyer mean, mean pride"(Un guerrero moderno significa paso firme/el Tom Sawyer de hoy significa orgullo firme). Así abre fuego el disco. "Tom Sawyer" es un clásico del Rock La contundencia de la batería de Neil Peart mezclada con los sintetizadores de Geddy sirven de entrada para que empiece uno de los cortes más importantes en la larga historia de la banda. Una canción que define perfectamente lo que fueron los 80, con esos teclados tan buenos. ¡Qué bien se entendían estos tres bandidos!

El momento del solo de Lifeson es prueba de esa sólida instrumentación que siempre lograron. Los acompañamientos que "The Geddman" hace al bajo, y los posteriores golpes destroza parches de Peart con sensacionales.

Sobre la letra de la canción, pese a que el título alude al famoso y querido "Tom Sawyer" de Mark Twain, poco tiene que ver con este personaje de la historia de la literatura. Trata sobre las personas de mente abierta. Un personaje, que sería una versión moderna de Tom, quiere asimilar lo mejor de cada persona, mientras sufre la lucha interna entre el niño que es por dentro y el hombre que es por fuera.

Neil Peart, fascinado de los coches, especialmente de los Ferrari, creó esta compleja canción acerca de un extraño futuro donde los coches deportivos están completamente prohibidos por la "Ley del Motor". El narrador cuenta que su tío esconde clandestinamente uno de esos automóviles, el Red Barchetta (inspirado en los Ferrari MM Barchetta y que da nombre a la banda) en su granja.

Al final el Barchetta termina corriendo una dura carrera contra unos automóviles aéreos. Poco se sabe sobre el resultado. El narrador vuelve a la granja a soñar con su tío, y ahí queda todo.
Intrumentalmente es una canción muy técnica y al alcance de unos pocos y talentosos personajes. Los cambios de ritmo, el sonido limpio e intenso de cada instrumento, la aparición de sonidos de coches en algunos momentos, los solos de Lifeson, entre tantas cosas, hacen de este corte, una parada imprescindible 

¡OJO! Llega uno de los instrumentales más espectaculares que se han hecho.

Inspirada en el código distintivo que se le asignó en su momento al Aeropuerto Internacional de Toronto Pearson, nació  la electrizante "YYZ". Una de las mayores demostraciones de calidad instrumental que se han hecho. Aquí sí hay cambios de ritmo, cada cual mejor, momentos de lucimiento para cada uno de los músicos, especialmente para Geddy y su bajo, aunque el resto no se quedan atrás. Es escucharlo y sentirte en el paraíso del Rock. Un T-E-M-A-Z-O.

Seguimos al máximo nivel con la clásica "Limelight", otra de las archiconocidas canciones de la banda. Ese riff pegadizo que se acopla a tu mente desde la primera escucha. Es un corte facilón, que no va a decepcionar a nadie. Muy querida por todos los fieles que les rendimos culto. La letra, made in Pearl, habla de lo difícil que es mantener la privacidad cuando te dedicas al mundo del rock (gran verdad).

A modo de profetizar lo que estaba por llegar en futuros discos de los canadienses, "The Camera Eye", muestra el lado más progresivo del conjunto, sin dejar a un lado las guitarras. La presencia de los sintetizadores, también tocados por Geddy, son `protagonistas casi únicos de la canción. La introducción me recuerda a la overtura del "2112", con tantas variaciones, y con las espadas en todo lo alto. Sus 11 minutos de duración se pasan bastante rápido. Una canción muy lograda.

No puedo ocultar mi amor eterno por "Witch Hunt" ("Cacería de brujas"), una de las canciones más ignoradas en la discografía de estos maestros. Inspirada en los sucesos de Salem o en la Inquisición, se hace referencia a las manipulaciones que se llevaron a cabo para abusar de la gente más ignorante, aferrándolos a la más profunda religión, y convenciéndolos para que eliminaron todo lo que hiciera frente a estas creencias.

Ese piano inicial con aspecto tenebroso  me hace aguardar la entrada de Lifeson y su demoledor Riff al más puro estilo Black Sabbath. Después adquiere su propia identidad y nos permite vibrar  a lo largo de sus 4 minutos de duración. Además, esta canción está incluida en la trilogía "Fear", junto a "The Weapon" (parte II) y "The Enemy Within" (parte I)

Y "Vital Signs" también me robó el corazón desde la primera escucha. La canción más cercana al Reggae que publicó la banda. La influencia de The Police, quienes supieron  plasmar este género en el rock, está muy presente. La percusión de Pearl se sale en todo momento. Lifeson se atreve con los acordes caribeños y lo hace genial. Geddy, por último, hace una línea de bajo muy compleja y que siempre me ha sorprendido (¡no descansa!). La letra es muy profunda jaja. Habla de las relaciones humanas y de cómo éstas provocan los cambios de humor y de sensaciones corporales.

 Así llegamos al final de este maravilloso trabajo. Solo podemos tener palabras de admiración y mucho respeto para tres de los más talentosos músicos de la historia. No puede faltar en las vitrinas de cada admirador de la buena música.

¡Larga vida a Rush!.


La Canción del Día: Come On Get It

Lenny Kravitz, uno de los morenos más famosos del Rock, celebra su 52 años, y desde el Blog queremos unirnos a dicha festividad, eligiendo una de sus canciones como "canción del día".

Podíamos haber tirado de clásicos, pero nos hemos decantado por la contemporánea, y cañera, "Come On Get It", procedente de su buen "Black and White America".

El lado más rebelde de Kravitz se puede disfrutar este temazo. Una gran voz que escupe cada verso con muy mala leche. Calidad!

¡Feliz jueves!

miércoles, 25 de mayo de 2016

¡Ozzy tendrá su propio "Crazy Train"!

¡Por fin nos llegan buenas noticias sobre nuestro querido Ozzy!

Según informa el diario Birmingham Mail, uno de los tranvías dentro del área metropolitana de la red de Midland Metro llevará el nombre de Ozzy Osbourne,  hijo ilustre de la ciudad. La ciudad reconoce a "Ozz" su labor y su personalidad tan característica con este bonito homenaje.

 Ozzy Osbourne visitará Birmingham el jueves 26 de mayo para conocer el tranvía que lleva su nombre. El acto tendrá lugar en la nueva parada de Corporation Street a las once de la mañana.
Ante tal sorpresa, el vocalista ha declarado que “es un gran honor tener un nuevo tranvía con mi nombre. Estoy orgulloso de ser un Brummie – (modo coloquial en el que se llama a los ciudadanos de Birmingham y a su acento)- y esto significa mucho”.

Ojalá pronto le reconozcan la labor con Sabbath también a Bill Ward, Tony Iommi o Geezer Butler, muy ignorados en comparación con Ozzy.

Ahora sus compis podrán bromear con Ozzy y decirle que por fin tiene su "Crazy Train", canción clásica de Mr Osbourne en solitario.

Crónica: AC/DC en Sevilla (10/05/2016)


El pasado 10 de Mayo de 2016, AC/DC se enfrentaba en España a uno de los conciertos con más polémica de su carrera.

 Los problemas que el conjunto australiano había estado experimentando desde hace ya un par de años, con la salida forzosa de Malcolm Young, por problemas relacionados con la demencia, y de Phil Rudd, por su detención y posterior arresto domiciliario provocado por la posesión de drogas,   llegaron a su momento de mayor gravedad cuando Brian Johnson, cantante emblemático desde 1980 (36 años de servicio), se veía obligado a dejar la gira, y probablemente el rock de forma definitiva, por graves problemas de audición que pusieron en grave riesgo su escucha, existiendo un riesgo muy alto de quedar completamente sordo. 

Tras mes y medio de dudas acerca de quién cantaría con la banda, la web oficial de la banda anunciaba que Axl Rose, cantante de Guns `N Roses, sería el sustituto de Brian para el resto de fechas que la banda había planificado en la gira de su último disco de estudio, "Rock Or Bust". La recepción de esta noticia por la mayor parte de los fans de la banda, diría que un 99,9%, mostraron su decepción con Angus y cía. al haber elegido a este personaje como cantante. Es cierto que a alguien tenían que elegir, pero los nombres de Mark Tornillo (Accept), Joel O`Keeffe (Airbourne) o Marc Storace (Krokus) siempre fueron los más aclamados como sustitutos, aunque ver a Brian fuera era un golpe duro. Mucha gente comenzó a reclamar la devolución de las entradas.

Axl tenía dos grandes inconvenientes, que sembraron la duda de toda la fanaticada. El primero fue su peculiar voz, muy lejana de los registros de Brian. Si Mr. Rose quería acercarse a la voz de AC/DC, tendría que dejar a un lado su voz clásica y subir la tonalidad a unos agudos casi imposibles, todo un reto. El segundo factor, y que tuvo gran peso (me incluyo), es la personalidad tan compleja y negativa que siempre ha caracterizado a este personaje. Recordemos su difícil carácter, lo tarde que llegaba a los conciertos, sus mil y un broncas con otros músicos... todo un payaso. Para más inri, Axl se rompía un hueso de la pierna y tendría que tocar sentado en las primeras fechas por Europa (España incluida).

Pasaban los días y tratábamos de concienciarnos acerca de que Brian no iba a estar por Sevilla y que, por si fuera poco, venía Axl. Pronto nos daríamos cuenta de que estábamos muy equivocados...
Días antes del concierto en España, la banda se presentaba en Lisboa, lo que suponía la presentación en sociedad de la ya  llamada, en plan vacilón, "Axl/DC". Los ensayos previos fueron filtrados por aficionados que se encontraban en los aledaños al lugar donde la banda estuvo preparando la nueva gira, y comenzaban las primeras sorpresas a avecinarse. Recuerdo escuchar a Angus y cía probando a Axl con "Hells Bells", y quedarme flipado con la voz de un valiente Rose tratando de imitar al Brian de los 80, con esos agudos tan complejos. No era Brian, pero sonaba bastante bien. Ahora veíamos el concierto del 10 de mayo con otra actitud.

Y llegó el día. La Cartuja se tiñó de cuernos, de banderas y de camisetas de los australianos. El tiempo, que no había acompañado en todo el día, decidió tomarse un gran respiro y no ser una interferencia.

Este año no había gran variedad en las tiendas de camisetas y otras prendas oficiales de la banda. Además, los precios tampoco acompañaban. El año pasado sí que los afortunados que pudimos ir a alguna de las tres fechas que dieron en nuestro país pudimos comprar algunas camisetas muy chulas.
Sin embargo, como compensación por ello, todos los presentes en la Cartuja que compraran una bebida se llevaron uno de los 4 vasos oficiales de la banda con las portadas de "High Voltage", "Ballbreaker", "Rock or Bust" y una jarra de litro y medio de "For Those About to Rock".

Muy puntuales salieron "Tyler Briant and the Shakedown", los teloneros de AC/DC durante toda la gira europea. Ofrecieron un show muy entretenido, con Hard-Rock de altura. El estadio comenzaba a llenarse lentamente bajo el sonido de los americanos. El batería del conjunto se merece un hueco destacado en esta crónica, siendo el principal responsable de animar la fiesta en la mayor parte de las canciones. Lo pudimos ver con un bombo recorriendo el escenario en varios momentos. Esta gente sabía cómo ganarnos y entonaron con la guitarra el "oe oe oe" que tanto nos gusta.

Una vez finalizado el show, comenzaron a sonar los Rolling Stones por megafonía. Fue bonito esperar a la salida de AC/DC escuchando clásicos como "Satisfaction", "Brown Sugar", "Sympathy For the Devil", "Jumpin` Jack Flash", entre otros. Mientras tanto, el trono de Axl era colocado en el escenario, y el resto del equipo era desmantelado, dejándonos ver la pared de amplificadores, o muralla, que estas malas bestias usan en cada directo.

El reloj marcó las 21:30 y la gente comenzó a gritar. Era la hora del concierto. Pese a ello, tardó en empezar 15 minutos más de lo establecido debido a que la gente se tomó con calma el acceso al estadio y lo dejaron para el final (tirón de orejas virtual).


A las 21:45 se apagaban todas las luces, y los cuernos eran la única luz que quedaba en pie, como si estuviéramos en el mismísimo infierno. Hasta que se inició en las pantallas el vídeo introductorio que la banda lleva usando desde que inició su gira en mayo de 2015. Los nervios aumentaban. El meteorito se estalló tras una esperada cuenta atrás y la pirotecnia se alzaba en Sevilla. El Dios del Rock, engalanado con su atuendo de estudiante, en versión roja, entraba señalando al cielo, y comenzaba el concierto con "Rock or Bust", una introducción perfecta para cualquier directo. Ahí estaba Axl, sentado, nervioso, observando y esperando su momento para entrar, y pum...empezó tarde (jajaja). Independientemente de ese error, una canción que cantó a la perfección. Stevie y Cliff hicieron un acompañamiento en los coros tremendo, mucho mejor que el año pasado. Angus, por el que no pasan los años, echó pronto a correr por la gran plataforma del estadio y ejecutó el primer solo de la velada.



Un "Hello España" de Axl saludaba a todos los fanáticos allí congregados que respondieron el gesto carioso del cantante. Angus rompía con "Shoot to Thrill", clásico que tanto gusta a toda la banda. Mr. Rose se mostró muy seguro y directo, forzando los agudos al límite. Se le notaba con ganas de cerrar bocas y de demostrar por qué AC/DC contó con sus servicios. Angus se acercó a la afición de nuevo por la plataforma haciendo su andar del pato mientras hace otro gran solo. Eché de menos a Brian, su humor  y sus bailes en la parte posterior al solo, donde la canción baja el ritmo para buscar la afición.  El grito anterior a esta parte, donde Axl gritó eso de "Play to Kill!!!" me puso los pelos de punta. Le debí una disculpa a Axl, o un agradecimiento por haber dejado su voz de Guns en casa, y tratar de cantar como se debe. Gracias Axl.

"Hell Ain`t a Bad Place" volvió a mostrar el nivelazo del bloque AC/DC (Angus, Stevie, Cliff, Chris) junto a un Axl tirando la casa por la ventana al jugarse la garganta al cantar tan agudo. El "momento cuernos" de Angus levantó los gritos de todos los hinchas allí presentes.

Uno de los platos fuertes de la noche llegaba con "Back in Black", clásico entre los clásicos del amplio catálogo de la banda. Aquí me di cuenta de que Axl quería emular al Brian de la versión CD, aquel guerrero que dio tanto a la banda. Y es que Rose lo hizo muy bien, sin llegar al nivel de Johnson, pero lo suficiente para un sobresaliente. El solo de Angus en esta canción siempre ha sido una de mis debilidades en esta vida. Uno de los mejores de la historia.

Lo venía diciendo. Axl no podía aguantar ese ritmo de agudos y en "Got Some Rock & Roll Thunder", lo pudimos ver descansando. La voz se mostró cansada, aprovechando para coger aire para lo que todo lo que quedaba de concierto. Las notas se alargaban más de lo normal para tratar de recuperar el timbre No por ello deja de ser una buena interpretación.

Una de las que mejor, y en la que más loco me volví, fue "Dirty Deeds Done Dirt Cheap", otro de las grandes de la banda, donde la figura de Bon Scott estuvo presente. Axl se mostró sensacional. Ese estribillo, donde se corea el título, con una voz algo más grave de lo normal da subidón. Gran solo de Angus en el intermedio de la canción y al final de la misma donde volvió a demostrar por qué es uno de los más grandes de la historia del Hard Rock. Aunque el "momentazo Young" llegó cuando se iba a acabar el tema y pegó un grito de locura delante del micro...¡CÓMO TE QUEREMOS ANGUS!

 Uno de los beneficios que ha tenido esta gira con otro cantante es que han podido arriesgar un poco más y cambiar algunas canciones en cada concierto. Después de la aparición en España han aparecido canciones como "If You Want Blood" o "Too Much". La siguiente canción del concierto es una de estas joyitas tan poco usadas en directo. "Rock and Roll Damnation", del Powerage, nos transportó a los inicios de la banda, cuando Bon era el que repartía Rock con el micro. Pudimos ver a Axl sin el sombrero, y con su tradicional cinta...¡El tiempo y los kilitos de más han hecho mella en el pobre Axl! Aunque cantó con mucha maestría.

"Thunderstruck" fue otro chute de adrenalina y anfetamina rockera (guiño al blog). Ese riff tan complejo de Angus, que he intentado emular y no me he quebrado los dedos de milagro (jejeje). Hubo un error en la entrada. No sé si fue de Axl o de los coros, pero se alargó demasiado la entrada. El caso es que sonó gigantesca.

Una canción que nos hizo viajar hasta los inicios de la banda fue "High Voltage". Axl cantó relajado, y no es para menos ante una canción que no requiere de tantos agudos. La gente respondió muy bien ante una canción tan famosa, entonando los estribillos. Después del solo, Brian solía tirar de agudos para pedir que el público repitiera el "High!!", además de recordar a Malcolm. Axl cambió el patrón clásico y dejó a Malcolm sin nombrar y no gritó, sino que lo dijo con mucha calma, con carácter retador y hay que reconocer que se salió. Los punteos que improvisa Angus mientras tanto son otra muestra de su calidad, aunque también aprovechó para descansar un poco y quitarse su chaqueta.



La mejor canción que cantó Axl fue "Hells Bells". La campana, con la que se recuerda en cada directo a Bon Scott, como bien sabía Barón Rojo, se desplegaba del techo y se dejaba ver y oír mientras Angus entonaba el fúnebre ritmo de este entrañable corte de la banda. Axl me daba la razón y demostraba que se podía cantar mejor que con Guns `N Roses. La voz llegó a agudos casi casi al nivel de Brian en los ochenta. Fue una maravilla, pero de las que no olvidaré nunca.

"Rock and Roll Train" volvió a servir como descanso para la banda, y especialmente para Axl, quien cantó con más calma. Un tema fiestero, que enamoró a los fans cuando fue incluida en el sobresaliente "Black Ice".

Otra canción recuperada por AC/DC en esta gira, aunque ya la estaban cantando junto a Brian antes de su forzada marcha, fue "Givin the Dog a Bone", otra joyita del "Back In Black", que nunca ha recibido los elogios que se merece. Tocar ésta en la guitarra es una gozada. Axl cantó esta canción mejor que como Brian la había cantado un par de meses antes. Para Johnson ya era difícil llegar a los exigentes agudos de esta canción. Axl, más joven, no tuvo tanta dificultad. El solo de Angus volvió a salirse de nivel.

Cuando me enteré de que "Sin City" volvía a los Setlist de la banda al inicio de la presente gira, casi lloro de la emoción. Una de mis canciones favoritas, no solo de la banda, sino del Rock. Me quedo con la interpretación de Brian en el Calderón hace un año porque la cantó y teatralizó mejor, con una risa malévola en la parte de "Ladders and Snakes..." que me dejó temblando. Aún así muy bien el pobre Axl, que tuvo problemas con el micro. Después del solo, llegaba un nuevo "momento Young". Angus se quita la corbata y empieza a usarla como un slide provocando la histeria de los 60.000 presentes....¡¡DIOS DE LOS LOCOS ROCKEROS!!

  Una canción que representa la época de los 80, "You Shook Me All Night Long", con esa letra guarra, al más puro estilo AC/DC. Axl no tuvo dificultad para este clásico que tanto nos gusta. No sé cuántas veces puedo haber coreado ese estribillo.

"Shot Down in Flames" no puede faltar en una fiesta. Una de las canciones más animadas de su discografía. Muy buena ejecución por parte de todos. Angus clavó un solo magistral.

Hora de elevar las cervezas. "Have a Drink On Me" mantenía el ambiente de celebración alabando al alcohol (no es para menos). Muy bien todos los chicos. No sé cuántos miles de fans levantaron sus jarras para entonar el estribillo (me incluyo).

Momento de desmelenarse. Los gritos de Angus de "OI OI OI OI" anunciaban la entrada de "TNT", uno de los himnos de la banda. De esos que han dado la vuelta al mundo. Fue una de las más coreadas por los aficionados. El solo final de Angus....amigo.

Aunque para solo, el que nos iba a brindar Angus en "Whole Lotta Rosie". ¿El mejor de su carrera? Seguramente. Es mi preferido por algo. El globo de nuestra querida Rosie, la mujer más simbólica de AC/DC, no pudo faltar. Se sembró la locura entre tantos cuernos. Me gustó la actitud de Axl antes de comenzar la actuación, mostrando su admiración hacia AC/DC y hacia esta canción, con la que descubrió a la banda. Gran interpretación del americano.

Uno de los episodios más destacados y orgásmicos de la noche llegó con "Let There Be Rock". ¡Qué clásico! ¡qué himno de una generación de rebeldes!....y a partir del tercer solo llego el momento de Angus....casi un cuarto de hora de solo de guitarra ininterrumpido. Fue el momento donde el mismísimo diablo empuñó la guitarra y dejó a Sevilla rendida a sus pies. Primero, avanzó hasta el final de la pasarela, donde ejecutó varios solos que dedicaba a cada uno de las gradas, después, fue ascendido en ascensor hacia el cielo de Sevilla, donde se lanzó y arrastró entre nubes de confeti, volvió a bajar y se subió a la pared de amplificadores donde ejecutó en solitario, sin banda que lo acompañara. un solo único en su especie, buscando los gritos de la gente, que ya luchaba por respirar de todo lo que se habían desgañitado. Sevilla miraba fascinado a aquel pequeño gigante que encima de la muralla de amplis estaba violando las cuerdas de su guitarra. Cuando bajó, la explosión que de sonido que se produjo al entrar toda la banda, a modo de falsa despedida, aumentó las pulsaciones de los taquicárdico allí presentes.


Las puertas del infierno se abrían de nuevo entre el unísono "OE OE OE" de la afición. Llamaradas de fuego aparecían mientras el diablo en persona, MR ANGUS, aparecía con sus cuernos colocados. Los riffs de la canción que abandera a la mejor banda de la historia, "Highway to Hell", la carretera más famosa de la historia (espero visitarla en algún momento JEJEJE). El estribillo, donde no faltó el fuego, fue coreado por 60.000 pecadores que pagaron por ver al demonio y a Axl. ¡Cuánta adrenalina!

Una canción que se supo, o se pensó con que con muchas probabilidades estuviera en el setlist de la banda tras la entrada de Axl, fue "Riff Raff"....y no faltó!! Esta canción me enamoró en el "Powerage" por la conbinación Angus - Malcolm, tándem único. Stevie tenía un papelón sobre la mesa, pero lo ha hecho muy bien, sin llegar quizás al nivel de su tío Malcolm, principal responsable, en cuanto a composiciones, de que AC/DC haya llegado a estos tiempos con tanta fama. El extenso solo que Angus hizo dentro de la canción demostró que este personaje no se cansa nunca.

Como cierre de fiesta, "For Those About to Rock" echaba abajo el telón a base de cañonazos, como en los buenos tiempos. La pirotécnica no faltó (muy chula). Una de mis canciones favoritas, no sé si por los cañones, o por la mala leche que esconde esa voz de Brian, en este caso de Axl.

Axl ha demostrado que, dentro de lo malo que es, por no decir terrible, que Brian no esté presente,hay que reconocer que hizo un papelón y lo bordó. Me quedaré siempre con mi querido Brian, pero Axl, perdona por haber dudado de ti. Has sido un valiente, dejando atrás la voz de Guns, para subir el nivel y entrar en AC/DC. FELICIDADES.

Slade, Williams y Stevie, como siempre, tremendos. Eso es lo que me gusta de esta banda. Tiene una base rítmica sólida como pocas. Por eso soy fan de los australianos, po eso son mi vida y mi religión.
Por último, el principal culpable de que recuerde con mucho cariño este concierto, SIR ANGUS YOUNG,  quien se echó la banda a la espalda y se mostró incluso mejor que en otras actuaciones.


Ojalá Brian vuelva, pero, hasta entonces, buen trabajo y buena suerte Axl!






Nuestra Playlist